02 octubre 2006

Feliz cumple hermanita


Ameriquilla, llegaste a las tres décadas. Mujer hecha y derecha, con dos hermosos retoños a quienes diste vida y acompañas en su crecimiento, qué increíble que no sea capaz de verte sino como mi hermanita de seis años de edad! Cuánto no hemos vivido juntos sangre de mi sangre, gota del universo que compartimos el mismo adn, genético e histórico social.

Ame hermosa ¿recuerdas aquel lejano juramento que nos hicimos cuando papá y mamá estaban separándose y parte de la separación de bienes también incluía la posible separación de nosotros, yo con papá y tu con mamá? Nos tomamos de las manos, besamos una cadenita que me había regalado papá, y juramos que jamás dejaríamos que nos pusieran en la decisión de decidir con quien quedarnos, que solo nos teníamos a nosotros dos, que el resto del mundo hiciera lo que quisiera.

Para el día de la independencia de Hungría en el exilio íbamos cuando eras pequeñita a ver los fuegos artificiales sobre el Danuvio, pero ya no los podías disfrutar, esos sonidos te traían otras cosas a la memoria, y llorabas sin poder comunicarnos lo que ocurría. No tenías lenguaje para hacer comparecer a la historia esa huella que te quedó luego del balazo que oiste en el vientre de mamá, cuando detuvieron a papá en la calle precisamente hace 30 años atrás. Un latigazo amplificado que no pudiste descifrar en lo que sería tu memoria intrauterina.

Sin embargo, eres unas de las personas más amables y encantadoras, dulces y llenas de vida que podremos jamás conocer. Con tus rulos largos, la quena abriendo al aire melodías a borbotones, y esa mirada profunda, tan de papá. Una madre y amiga para todos y todas, del conocido y de quien ni sabes su nombre. Como el abuelo Manuel, en la calle te sientes en tu elemento, libre. Nunca soportaste mucho los colegios, los uniformes, la disciplina sin contenido.

Recuerdo cuando, por ser hija de Manuel Guerrero, en Suecia muchos chilenos suponían que, adolescente, debías poseer una formación militante de izquierda a toda prueba. Te mostraron un afiche que estaba colgado en una pared donde un hombre calvo y de barbilla de chivo se dirigía a unas masas que lo escuchaban entre banderas. "¿Quién es él?" te preguntaron y tú con sinceridad y toda seguridad respondiste que era Arturo Prat. Todos quedaron petrificados por tamaño sacrilegio y yo no pude contener una fuerte y feliz carcajada que creo que hasta papá pudo escuchar donde quiera que esté: se trataba de Lenin.

En otra ocasión, ya mayores, cuando habíamos retornado a Chile y queríamos ir a Maipú, a la casa de los abuelos, acordamos que yo iba a parar una micro a mitad de una calle y tú debías consultarle al conductor si era la correcta. Así hice, la micro se detuvo, el chofer abrió la puerta y ambos nos quedamos esperando que hicieras la consulta. Pero tú de pronto habías olvidado los nombres de las calles, los puntos cardinales y todas las referencias que para el resto de los humanos nos hace fácil la comunicación rutinaria. El chofer impaciente prácticamente nos gritó que si subiríamos o no a su máquina, y tú por fin le preguntaste: "¿Pasa por Avenida Pío Pío?". El chofer se quedó atónito porque no vió ánimo de joder en tus ojos y yo casi me orino de la risa pues la avenida se llama Pajaritos.

Ay Ameriquilla, no hay como tú en este mundo. Cumpliste los 30 y eres tú la que me envía desde Suecia, donde te quedaste, regalos: una hermosa bolsa de género como para comprar el pan confeccionada por tí, que lleva en cada mango una inscripción bordada con tu letra caótica que dice "hermanito, para que vayamos tomados de la mano".

Te amo con toda mi alma hermosa América. Eres auténtica y bella, buena y eternamente niña. Soy tu hermano mayor pero en realidad soy tu fans número uno, por tí he aprendido muchas cosas de la vida, y siempre me sorprendes con detalles que me sacan del ritmo maquínico en que solemos caer muchas veces. Disfruto cada uno de los pocos momentos en que podemos coincidir por la distancia. Y tus hijos van por tu mismo camino lo que me llena de optimismo por ese mundo más feliz que siempre será el cielo hacia el cual no me cansaré jamás de mirar, buscar y perseguir. En tí ya tengo la escalera que siempre me eleva más alto. Feliz cumple hermanita, recibe esta fotito que rescaté en que disfrutamos de la risa con el papá y tu casi saliéndote del marco de la foto. Y muchos, muchos árboles que ríen con nosotros.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

muchas gracias por tus saludos...me emociono mucho...se que te imaginas las gototas callendo por mi cara....me siento muy feliz de cumplir los treinta y de sentir que para tantos(a) he sido un aparato raro pero especial...jajaja...lo mas importante es que han sentido mi amor y les ha quedado como mi principal grito de lucha....osea...nada ha sido en vano...eso me alegra...ahora ya en otra parada ....pero al final en la misma...
gracias por seguir queriendome,por comprenderme y por seguir apoyandome...gracias ...mil gracias por todo...me acuerdo de dartañan y los mosqueperros....
ahora me debo ir a sacar a los niños del agua...te amo y te amare siempre!!!
besitos a las niñas y a Karen!!
chaoo:o)
tu hermanita treitiañera americaaa

Pacita dijo...

Querido Manuel: No sé porque parece que América es testigo de todos nuestros dolores, y quizás eso la hace ser tan fuerte, aguerrida y comprometida. Corría 1986, el Atentado de Pinochet , mi padre putativo abogado de la Vicaria de la Solidaridad había sido requerido por el Ministerio del Interior, y post el atentado, su presencia en cualquier lista de la muerte era segura .

La postulación a una beca a EEUU salvó su vida, el país del norte quería ante una eventual transición a la democracia a militantes de izquierda en sus aulas , casi como un intercambio de entendimiento entre sociedades .

Mi padre estuvo escondido un par de semanas y se fue directo al Aeropuerto mientras un coro enorme de compañeros lo esperaban en la partida..

La CNI trataba infructuosamente de crear una conspiración para que no se fuera, lo llamaron Via INTERPOL, insinuando a la Policía Internacional de que podía llevar droga. Un organismo denominado CIME o algo parecido intervino y pudo salir, América estaba en el coro de compañeros y era sin duda la más pequeña, estaba de la mano de Noemí Baeza metida en toda esa trifulca de compañeros y familiares que nada que tenían que ver con el partido, pero que se hicieron presentes.

Quizás ella ya no recuerda pero yo no lo he olvidado.

Un beso y un abrazo para ella

Pacita

Manuel Guerrero dijo...

Que hermoso recuerdo Paz... Bueno, como muchos de nuestros recuerdos la categoría "hermoso" se vuelve inestable, pues se trata de expieriencias también dolorosas. Pero lo hermoso es esa entrega intensa que recuerdas, ese acompañarnos por todas partes, como el "hay que quemar el cielo si es preciso por vivir, por cualquier hombre/mujer del mundo, por cualquier casa".
Tienes una memoria prodigiosa Paz, por favor continúa abriéndola a todos nosotros!
un beso, Manuel.

IVONNE dijo...

SALUDOS PARA TU HERMANA, AUNQUE NO SEPA QUIEN ES, YO TAMBIEN HERMANAS, SON DOS SON MUY IMPORTANTES PORQUE SOMOS MUJERES MUY COMPROMETIDAS CON NUESTRO TRABAJO Y LA SOCIEDAD, HACE POCO LA MAYOR PERDIO A SU ESPOSO DE UN INFARTO FULMINANTE, Y SE QUEDO SOLA CON SUS HIJOS, EL DOLOR ES FUERTE, PERO EL TENERNOS CERCA LE DA FUERZAS PARA SEGUIR ADELANTE, POR ESOS ENTIENDO TU AMOR HACIA TU HERMANA.
SALUDOS MANUEL DESDE LA PAMPA DE ALTO HOSPICIO

Pablo dijo...

Bueno, vaya mi saludo de cumpleaños también para América.
A lo mejor ella no se acuerda de mí en algunos de los paseos del club de excursionismo de latino, donde yo iba en el grupo de los más grandes ("los naranjitos") ayudando a organizar las actividades. Pero yo sí tengo presente la risa super contagiosa, el pelo bien ruliento, la cara redonda y los ojos claros de la América. También tengo la sensación de que era bien piola y no le gustaba sentirse centro de atención, y de hecho creo que a lo mejor se siente rara o incómoda de que estemos aquí hablando de ella... pero eso es culpa de tu hermano Manuel jejeje... Un abrazo.

Anónimo dijo...

jajajaj que divertido,...gracias ,me siento muy comovida por tantas muestras de cariño...es rico que se acuerden de uno cuando se mencionan cosas positivas...la verdad me alegra.
me alegra ademas que alla un buen piño de tu generacion manuel que estan activamente asiendo cosas por los demas y que no an avandonado sus sueños de adolecentes y jovenes,an pasado la prueva, los felicito por eso!!! Les mando mucha fuerza, (una ele mayuscula y..) sigan adelante !!
los admira america..la ex chascona ...ahora tengo un peinao medio elvis,por no raparme fui al peluquero y le dije que me cortara el pelo por la menos plata posible ,pero sin raparme ,pensando en que las guaguas que cuido en mi pega se podian asustar si me veian de la noche a la mñana pela,y me dejo a lo elvis..jajaja..muchos muchos besotes!chauu america preslei guerrero antequera.

evelyn Gonzalez dijo...

sabes al leer loq uee scribiste no sabia si lloroar o reir
la verdad lloroar porque aun no creoq ue mi General haya dejado viva gente como tu
habals de tortura y vidas
yo me crie en el gobierno militar no fui torturada ni nada es mas siempre me he podido experesar
que pena que un "profesional" que se educo en su gobierno, asi que la educacion no es tan mala o si?
escriba tantas incoherencias
en serio
y me rio pq ajajaj
haste ver