04 junio 2008

¿Qué razones esgrimen los estudiantes para irse a Paro Nacional?


Para hoy los estudiantes secundarios, universitarios y Colegio de Profesores han convocado a un Paro Social por la Educación. Habrá una MARCHA AUTORIZADA, que partirá a las 10 am desde Plaza Los Héroes. El recorrido será el siguiente: desde la plaza por bandejón central de la Alameda, luego San Ignacio hasta Parque Almagro. Después Ahumada con la Alameda, a las 11 horas.

¿Pero qué razones esgrimen los estudiantes para movilizarse en un día como hoy?: Su oposición a la Ley General de Educación.

La Ley General de Educación (Ley Ge) es la alternativa que el gobierno ha puesto para derogar la LOCE (Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza), ley de educación heredada de la dictadura. Se puede decir que La Ley GE es mejor que la LOCE en que es un proyecto de ley que establece criterios educativos e introduce algunas instancias democráticas como los consejos escolares. Sin embargo este proyecto de ley mantiene intactos los principales pilares que hacen que nuestro sistema educativo sea de mala calidad, discriminatorio y mercantil.

¿Cuáles son las razones?
1. La ley General de Educación no soluciona la disparidad o asimetría de derechos que hay en la constitución chilena.

El derecho a la educación no tiene las garantías que tienen otros derechos como el derecho de propiedad, de libertad de enseñanza y de libre empresa en nuestra Constitución General de la República. El año 2006 se mandó una modificación a este artículo, la cual fue rechazada por parlamentarios de derecha y algunos de la Concertación.

¿Qué implica esto?
• Esta desigualdad de derechos es lo que permite que se pueda expulsar estudiantes de los colegios. Se privilegia el derecho a la libertad de enseñanza por sobre el derecho a la educación.
• Permite que los sostenedores mantengan su derecho a lucro. Se privilegia el “derecho a desarrollar cualquier actividad económica, de propiedad” por sobre el derecho a la educación.
• Impide la participación efectiva de los estudiantes, profesores y apoderados en las escuelas. Es más importante el derecho del sostenedor educativo sobre su negocio, que la participación de los actores educativos en su educación. Es fundamental que los consejos escolares sean resolutivos y no sólo consultivos.

2. La Ley General de Educación no modifica el rol del Estado, limitado a lo “subsidiario”.
¿Qué significa esto?
Es derecho de los padres garantizar la educación de sus hijos y el estado sólo tiene el deber de otorgar especial protección al ejercicio de este derecho de los padres, mediante el financiamiento de escuelas y la información sobre la calidad de éstas. El sujeto del derecho a la educación no es el niñ@ frente al estado. Esto prohíbe al Estado una intervención directa en la gestión educativa. Sólo interviene cuando ningún privado o municipio pueda o quiera gestionar la educación donde se necesite. Esto es un rol subsidiario.

¿Cómo afecta esto a la calidad del sistema educativo?
El Estado no pude tener escuelas de calidad gratuitas que garanticen el derecho a la educación, y regule la oferta privada. Es necesario un estado “garante” y no “subsidiario” en educación. Es decir un estado que gestione una educación de calidad integral, única forma de garantizar el derecho a la educación de los niñ@s y de regular la calidad de la educación privada.

3. La Ley General de Educación no cambia la forma en como se administran las escuelas hoy en día, es decir, el sistema de sostenedores municipales y privados.

Este sistema no garantiza una concentración de recursos financiaros y educativos en los sectores en que más se necesita. Ni las municipalidades ni los privados han demostrado tener las capacidades para gestionar la educación de los sectores desfavorecidos. De 345 sólo 20 tiene equipos preocupados de la educación. La mayoría de los sostenedores son empresarios, estos no han demostrado una buena gestión educativa en sus escuelas.

4. La Ley General de Educación no hace ninguna mención sobre el sistema de financiamiento.

En la ley no se mencionan cambios en el sistema de financiamiento de la educación. Este sistema se basa en la entrega directa de dinero a los sostenedores educacionales. Este dinero se entrega por la asistencia mensual del estudiante. El monto varía según Jornada (JEC o normal) y por tipo de educación (ETP, Especial, Científico–Humanista).

¿En qué perjudica este sistema de financiamiento a la educación pública?
• Induce a la competencia entre escuelas para captar alumnos y así cubrir sus gastos mes a mes. Esta situación incita la corrupción, falsear listas, clonar estudiantes, para captar mas subvención.
• Se mantiene el Financiamiento Compartido (que lo colegios subvencionados puedan cobrar un colegiatura extra a los padres), lo que de alguna manera es una firma de selección de estudiantes. Esto segmenta aún más la educación.

5. La Ley General de Educación no se pronuncia sobre temas tan relevantes como las condiciones de trabajo de los profesores, cambiar el sistema de medición de la calidad de la educación, el lucro y la discriminación.

• Los profesores hoy no tienen condiciones de trabajo ni para su formación inicial que les permitan tener una mejor labor educativa (Un profesor contratado por más de 30 horas a la semana tiene que estar un 75% de ese tiempo en clases. ¿Cuándo prepara sus clases?, ¿Cuándo investiga para enriquecer sus clases?.
• El actual sistema de medición de calidad (SIMCE) mide sólo contenidos básicos para el mercado laboral actual. Esto simplifica la labor educativa en las escuelas haciéndolas tediosas y orientadas al entrenamiento de mano de obra barata.
• No se prohíbe el lucro, también pueden ser sostenedores sociedades de derecho privado (con fin de lucro), con giro único educación.
• El sistema público mantiene su carácter discriminatorio. Los establecimientos que reciben fondos del Estado pueden expulsar o no aceptar estudiantes, amparándose en el reglamento interno o en el proyecto educativo de los establecimientos educacionales.

3 comentarios:

Oscar Fernando dijo...

Penoso,nuestros jòvenes se merecen algo mejor.Pero que esperar de una clase politica miope,de un gobierno sin liderazgo.Solo interesa tener a futuro mano de obra baratìsima y nada màs.

azeta dijo...

Cambiar la educación es cambiar el sistema por lo tanto un paro educación sólo presiona a los estudiantes mismos si es que no se complementa con un paro nacional ¿y hay agua en la piscina para eso? Muchos siguen comprandole la piel de oveja a la fachelet y la respetan más de la cuenta. Quien sea creyente que rece por los estudiantes.

Cronopiando dijo...

Los estudiantes pueden iniciar un movimiento social y generar la oleada, lo ideal es que éste termine apoyado, por otros actores sociales
Nuevamente Don Manuel Guerrero hemos hechos el lens con vuestro sitio y publicaré este articulo para entender mejor la situación. Gracias por su respuesta a nuestra solicitud de autorización.
No sé lo del agua de la piscina, acá en Francia se dice a Uds. de jugar.

Rosa Gutiérrez Silva
http://liceo1valparaisomiscelaneasyddhh.blogspot.com/