01 noviembre 2007

Todo pasa y todo queda


No más proyectos totalizantes, suficiente metafísica del arte total, de la Obra, la Historia, el Hombre.
A encontrar el valor en la fragilidad, desde la mirada del otro, a través del mundo que abre el asombro de la niñez.
Imaginarnos desde la imperfección, asumiéndola como propia, no necesitamos ser salvados por un nuevo Dios. Sacarnos la mochila pesada, el ceño fruncido, la mano empuñada. Hacernos desde la sonrisa, la calidez de la solidaridad, el abrazo amigo, la incondicionalidad del árbol y el animal cercano, la delicadeza de una hija. Abrirse a la vida cotidiana, a su descubrimiento complejo, y econtrarnos ahí, acá, cerquita, no requerimos cimas inalcanzables. Nos basta el calor humano, el perfume de las acacias, la marraqueta crujiente con manjar, la camisa calentita que planchamos. El beso de la amada y la risa sonora de las hijas...

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.

Nunca perseguí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...

(Cantares, Antonio Machado)

"No solo de pan y fusil vive el hombre", me repetía mi padre.

Vamos por un breves días a la playa. Oir el mar, pasar la mano por la arena, leer a Bourdieu preparando clases, disfrutar La Republica de Platón, solo por gusto. Tomarse un vino con el amigo, dejarse llevar por un nuevo paisaje, soltar la mano en la guitarra.

Poner(se) en pausa, reencontrarse, reencantarse.

Buen día hermano sol, danos un poco de tu calor.

5 comentarios:

PAZ TRAVERSO dijo...

Que linda hija !!!!!! A veces lamento no haber tenido una !!!!!
Un abrazo grande

Anónimo dijo...

Manuelito:
Qué pena haber roto con una posible amistad entre nosotros.
Tu reflexión ha llegado muy profunda al corazón de esta mujer hipersensible; amante de la naturaleza, de los niños, de la vida simple. En un instante en que mi existencia pasa por la soledad familiar: Hija y yerno, mi marido y compañero y nuestra nieta Rosario, quienes forman mi pequeña familia me esperan en España. He sufrido la ausencia de ellos durante el presente año.
Perdona, la intromisión en tu blog, pero tengo que FELICITARTE tanto por tus palabras como esas preciosas hijas que he visto cuando visito tu página.
Una intrusa, pero de corazón

Manuel Guerrero dijo...

Gracias amigas por sus visitas y comentarios.
Pacita, nunca es tarde, tal vez por ahí aparezca una hijita en algún recoveco de la vida.
Y a quien firma como "intrusa, pero de corazón", bueno, pues bienvenida!!! Qué mejor intrusión que esa. Que vaya todo muy bien junto a los tuyos en España. Y aprovecha de comprar libros, los precios de allá no tienen relación con la directa censura que significan los precios de los libros en Chile.
Saludos!
Manuel (recargado, luego de cuatro días con sus lunitas en Valparaíso y Viña).

Marce Mercado dijo...

Querido Manuel, hoy me atreví a hacer la pausa de la que hablas...pero dormí....millones de horas...sólo por hoy...un poco alerta y con culpa, obvio....

No sé por qué dormir más de seis horas al día me genera, inevitable, sentimiento de desperdicio, de deuda y de culpa...

Pero hoy, dormí...eterna, tranquila, sin-vergüenza y ensoñada...

Qué linda Lunita...hija de su Padre Sol...

Besos muchos

Marce

Violeta dijo...

Sentarnos un rato y atrevernos a mirar el mundo a través de los ojos de nuestros niños y nuestras niñas es una experiencia notable, desde la simpleza, y la complejidad del tener la conciencia o quizás el entusiasmo de apropiarnos del mundo, preguntarnos, conocerlo, conocernos... Mi hijo es una fuente inagotable con su sonrisa, sus historias, y sus preguntas a ratos son las que más me cuesta y encanta responder.
Genial que tengas alumnos con quienes dialogar sobre Bourdieu y las reflexiones que emergen desde sus posiciones. La observación de nuestros días enriquece las visiones teóricas!
Que nuestro puño se empine escribiendo ideas para compartir, sentimientos para expresar, caricias para dar,

Besos, Manuel, y gracias por tu comentario en mi blog. Desde mi Pc no tengo problemas con los colores, pero lo tendré en cuenta para que puedas leerme y retroalimentarnos...

Violeta