23 noviembre 2007

Fumar Gitanes es peligroso para su libido


(por Pasquín de Radio Bemba)

Todo sucedió un mes de Agosto en los albores de este siglo. Estabamos todos reunidos para celebrar algun acontecimiento de nuestra invención cuando Tamara le pidó al Viejo Claudio que le contara de su vida en Europa. El Viejo Claudio ,que era un gran narrador pero un tanto desordenado y con la tendencia a mezclar historias, principió por contar como havbía llegado a Europa por la dictadura de su pais que le había robado dos años de vida que tenía en una cuenta bancaria en una carcel de la Argentina. Pero no se extendió mucho sobre el tema porque no le gustaba mucho hablar de bancarrotas. Fue cuando alguien le hizo la pregunta de rigor-como son las francesas ?-que el Viejo Claudio desplegó sus condiciones de narrador nato y nos contó su primera experiencia en la ciudad de la Torre Eiffel. Como en una postal había conocido una muchacha parisina a orillas del Sena al comienzo de la Primavera. Habian hablado-un poco con gestos y otro poco con un castellano afrancesado de todo y de nada- y al cabo de un par de horas Marie France –primer francesa que conocía y llevaba tan patriotico nombre- lo invitó a ir a su apartamento.Claudio barruntó que había balacera en vista porque sabía , por las peliculas, que las europeas eran liberadas y no rehuian la batalla.Todo sucedió como sucede en las peliculas con comida a la luz de las velas y despues del postre vinieron las preliminares del combate de fondo.

Para entonces eramos todo oido y toda imaginación. El Viejo Claudio había hecho una descripción de Marie France en la que se entremezclaban Juana de Arco, una Madame de prostíbulo y lo que cada uno de los oyentes le agregaba por su cuenta. Poco antes de la iniciación del combate y antes que sonara el gong la muchacha le dijo_aguanta un minutico que voy al baño y vuelvo_El viejo Claudio, que para entonces tenía una erección invencible, aristotelica y con destellos wagnerianos, se comenzó a preparar para el coming fights. Push ups, la bolsa de arena, salto a la cuerda y rapidas andanadas al puching ball formaron parte de su preparativo. El sector masculino de la audiencia lo alentaba y hasta surgió un espontaneo « Vamos campeón ». Se acercaba el momento de la verdad y Manolete gran torero se preparaba a dar la estocada que sería premiada con un rabo. Las muchachas , por su parte, se habían metido en los ligueros negros de la francesita y se acicalban para enfrentarse a ese Toro Salvaje de las Pampas. Tod@s l@a oyentes conteniamos la respiración para ver el desenlace del encuentro de la Virgin con el Gipsy. El silencio era tal que hasta las moscas apagaron los motores y aterrizaron para no turbar ese momento historico.

La espera se prolongaba-segun el Viejo Claudio duró un par de siglos y la erección de Claudio había dado un salto dialectico de lo aristotelico al vandalismo de un gorila enjaulado. En sus oidos Elvis Presley se susurraba « Its now o never… » que se entremezclaban-como antes de un match de futbol internacional-el himno nacional de su pais con “la Mayonesa”francesa. Claudio pensó lo orgulloso que estaría su abuelito si lo viera y rogó a Dios que lo ayudará y que le diera fuerzas en el combate que tenía delante.Y nosotr@s tod@s en Paris en ese momento que se iba a cambiar, de un avez y para siempre la Historia. Pero el azar, el muy puto azar, y las ganas de fumar del Viejo Claudio destruyó nuestros wildest dreams y aplico un golpe devastador y totalizador a la reputacion de la mujer francesa. Al lado de la cama había un paquete de cigarrillos marca Gitane :El Viejo Claudio se abalanzó sobre el como beduino del desierto que llega a un oasis para calmar su tensión erotica y cuando lo abre…se encuentra con un tampax usado.Esa sangienta visión fue la artera y brutal cornada de Islero en la ingle de Manolete,el misil tierra a tierra straight to la libido ,el Dien Bien Phu erótico,el Waterloo del erotismo,la caida del obelisco claudiano,la masacre de San Bartolomé de la seducción,la noche de los cuchillos largos del latin lover, la debacle de los briosos espermatozoides,el Pearl Harbor de tu cuerpo y mi cuerpo cantando sudores, el vallejiano en la vida hay golpes tan vida yo no se, el acabose y no levantose…

El Viejo Claudio inventó un pretexto de urgencia y se fue a caminar a orillas del Sena tarareando la canción devastadora del gran Alfredo Zitarrosa…Por eso niña te pido/que no me guardes rencor/yo no puedo darte amor /ni vos podes darme olvido/puedo enseñarte a volar/pero no seguirte el vuelo…Y nosotr@s como tres tristes tigres comiendo trigo en tres platos lo acompañabamos en su tristeza posts coitus interruptus.

Y el Viejo Claudio concluyó « La vida es asi. Adán perdió el paraiso terrenal por una manzana ; yo perdí la manzanita del culito terrenal por un paquete de Gitanes. Fumar es peligroso para tu libido».
Esto fue para ti Marlon. Colega puede ser que Paris valga el ultimo tango pero nos quedamos con Quiemada.
Vamonos pal monte.
Nos fuimos…pero sin Gitanes.

3 comentarios:

PAZ TRAVERSO dijo...

Suerte que no fumo !!!!!

Pola dijo...

Jajajja qué cómica, perdón trágica historia...bien contada, como siempre. Claro que así como ni la visualización de cabezas de ganado me hace vegetariana...las historias como ésta no lograrían hacerme declinar ante un delicioso Gitane.

Manuel Guerrero dijo...

jajajaaja Tú sí que tienes convicciones firmes Lena! jajajaa
Y ves Pacita, ya tenemos otra cosa más en común, al menos nos evitamos el bochorno de una cajetilla de Gitanes...

Oigan, y por sí las moscas, les recuerdo que esta buenísima historia no es mía, sino que está contada por un amigo colombiano que firma sus escritos como Radio Bemba. Es de esas historias que uno lee y dice: esa me gustaría haberla escrito yo mismo.

En la medida que me lleguen más escritos del pasquín de Radio Bemba los iré subiendo, pues siempre son muy ingeniosos, eroticones, políticos y muy bien escritos.

Salud!
Manuel.