30 marzo 2006

El amor es más fuerte


En este día 30 de marzo de 2006, comparto con ustedes la transcripción de mi intervención improvisada ayer durante la inauguración del memorial "Un lugar para la memoria: Nattino, Parada, Guerrero", realizado en Quilicura, lugar donde encontraron, en un día como hoy, a nuestros seres queridos con sus cuerpos torturados y degollados.

Con amor, razón y fuerza los saludo a cada uno de ustedes que han estado siguiendo conmigo esta conmemoración.

Manuel Guerrero Antequera.
-------
Querida Presidenta de Chile; Queridos familiares de José Manuel, Santiago, y mi papá; Querido compañero Guillermo Tellier, Presidente del Partido Comunista de Chile, partido en el cual militaron nuestros tres familiares; Queridos amigos y amigas:

En estos precisos minutos que estamos compartiendo acá hace 21 años trasladaban a José Manuel y a mi padre, dentro de un vehículo camino, hoy sabemos, al local llamado ‘la firma’ o la Dicomcar en la calle Dieciocho.

Pocas horas antes, a las ocho y media de la mañana, ese 29 de marzo, que cayó día viernes el año 85, yo había llegado al colegio, tenía 14 años y vi en la puerta a mi padre, que recibía a los niños conversando con José Manuel, apoderados del colegio, camaradas de juventud, de batalla por los DDHH de los años ’70, del año 76 en adelante.

Lo saludé y le di un beso, él me llevó a un lado y me dijo “Manuelito, secuestraron a un grupo de profesores de la AGECH y los aprehensores les preguntaron por mí. Poco tiempo antes, secuestraron a un militante comunistas, Arriagada, y también le preguntaron por mí”.

Lo miré atónito, tenía 14 años, pero era suficiente para tener la lógica de decirle escóndete, ándate del país, qué haces aquí en las puertas del colegio, te van a tomar. Me miró y me dijo “no, yo ya salí una vez del país. Ya viví el exilio. Este es mi país, este es mi trabajo, aquí está mi familia. Yo de aquí no me muevo”.

No pude entender, no pude entender. Él estaba con una paciencia, una tranquilidad máxima. Le di un beso y me fui a la sala de clases y a los minutos, escuchamos un helicóptero aterrizar casi en el techo de nuestro colegio, escuchamos un frenazo de un auto, griterío, forcejeo, balazos, silencio. Tomé del brazo a Ignacio, mi compañero de curso, y le dije “es mi papá”.

Entró la presidenta del Centro de Alumnos a la sala, pidió hablar conmigo y me paré y le dije ‘se llevaron a mi papá’. Ella me dijo ‘Sí’ y se largó a llorar.

Lo secuestraron de un colegio; los que se lo llevaron eran Carabineros de Chile, civiles, había un ex militante. El tránsito estaba detenido para que el rapto pudiese ser más fácil, los recursos eran del Estado, el Estado somos nosotros.

Para convivir en sociedad se requiere un mínimo, un mínimo de seguridad que permita que estemos sentados acá, con tranquilidad, sin temor a que este techo se nos venga encima de la cabeza. Se requiere de una seguridad mínima de que si uno deja a sus niños en el colegio, los va a recibir sanos y salvos. Se requiere una seguridad mínima, una certeza ontológica mínima de que podemos ser en esta vida.

Lo buscamos por todas partes. Estábamos en Estado de Sitio, se movió la Iglesia Católica con toda la fuerza que demostró en el compromiso por los DDHH, se movieron los sindicatos, todos los partidos de oposición. Hubo gente de las FFAA que nos llamó para solidarizar, que esto no puede ser, que esto simplemente no puede ser.

Al día siguiente, un campesino los encontró acá. A los tres con los cuerpos torturados, degollados. Yo iba con mi abuelo el sábado en la mañana y vimos los titulares del diario y decía “los encontraron degollados”. Me acerqué y le dije “abuelo, qué es degollado”. Me explicó y me fui a la casa. América, mi hermanita de ocho años, estaba viendo monitos animados, le dije “lo encontraron. Está muerto el papá” y me dijo “Cómo”. Y le tuve que enseñar a una niña de ocho años lo que es degollar.

No, nadie se merece eso, nadie. Terrorismo de Estado. El Estado con la misión de cuidar a sus ciudadanos, de protegerlos, de acogerlos, de ser el útero que los cría, los educa, los mantiene, que los hace producir vuelto contra sus propios ciudadanos.

Sin embargo, el pueblo chileno, las madres, las hijas, las compañeras, las viudas fueron más fuertes. El amor fue más fuerte y salimos todos los viernes al bandejón central frente a La Moneda, en plena dictadura, con el mismo clavel en la mano a exigir justicia.

Fuimos al cementerio, nos jugamos por los DDHH en plena dictadura, creímos en la justicia, los atrapamos, tuvimos misericordia y con Estela, Elena y Owana dijimos que no queríamos pena de muerte, porque creemos en los seres humanos y nadie nace torturador, nadie nace asesino. Eso se educa, se forma, se enseña y eso es lo siniestro. Que un país hermoso y bello como Chile haya educado a ciudadanos a matar a otros conciudadanos.

Todo esto existe y hay que mirarlo a la cara. El terror está ahí, al lado de uno, a las puertas del colegio. Y hay que aprender a vivir con eso, a convivir con eso.

Santiago Nattino, artista, diseñador gráfico dedicó su vida al arte comprometido. Él diseñó el logo del Fasic, que es un logo cristiano, un pez. José Manuel parada, sociólogo, dedicó las ciencias sociales a crear una gran base de datos con testimonios de DDHH. Mi padre, Manuel Guerrero, educador, dedicó su vida a una educación distinta. Ese es el recuerdo.

El 29 y el 30 de marzo es un shock, una señal para todos de ayer y de hoy, no es un problema del pasado, es un problema de mañana, pero el recuerdo es un recuerdo de lucha, de compromiso, el recuerdo de las ciencias sociales trabajando por la humanidad, del arte comprometido, de la educación generando gente nueva, unida, sin divisiones ni exclusiones.

Yo me saco el sombrero frente a Estela, la señora Elena, Owana, mi mamá, frente a América, Javiera y los tres hijos de Santiago. Aquí estamos sin odio, nada, ni una pizca de ánimo de venganza, tranquilos como el agua, simplemente compartiendo con nuestros familiares y la Presidenta porque creemos en el ser humano, incluso en aquellos que estuvieron acá asesinando.
Por eso, estamos por la justicia, por eso no vamos a parar, vamos a continuar hasta que aparezcan todos nuestros hermanos, familiares y tíos detenidos desaparecidos, hasta que se haga justicia plena en Estado de Derecho, con debido proceso, porque no se trata de nosotros, se trata de todos.

Estas tres sillas van a permanecer acá, porque los niños que vayan al aeropuerto, sean hijos de la familia que sea, de los colores políticos que sean, civiles o militares, van a preguntar "papá, mamá, ¿por qué hay esas tres sillas?" y ahí va a aparecer Manuel, José Manuel, Santiago y algo de lo que nosotros hicimos.

Algún día nos vamos a poder abrazar. Por mientras, estas sillas nos recuerdan que esto fue posible, pero que también es posible amar.

67 comentarios:

Anónimo dijo...

Manuel,
Te felicito. Un discurso hermoso, emocionante, vibrante, estremecedor. Gracias por recordarnos que estamos vivos;ellos serán recordados para siempre en los corazones de todos los chilenos, porque al final del día... somos todos los chilenos.

Anónimo dijo...

Estimado Manuel: desgraciadamente no pude estar en la ceremonia pero la observe por las noticias en la noche y me produjo calosfrios.
El monumento me hizo correr una corriente por la espalda y me emociono.
Te saludo por la constancia que has tenido y por la manera que recuerdas a tu padre.
Dios, la diosa, el orden cosmico, no lo se , la gran ordenacion de algun lado, te de fuerza y paz.Creo que personas como tu padre, a quien he conocido a traves de tus escritos, son las que dan esperanza de que la raza humana evolucione hacia ser mejor. Los que sobrevivimos la prision y la tortura sabemos de que estas hablando

Anónimo dijo...

Querido Manuel:
Recibe mi abrazo cariñoso, me emocionó mucho tu discurso.

pamela dijo...

Manuel:
Anoche en el Latino nos juntamos a recordar..a no olvidar ,para no permitir que esto se olvide en el tiempo,para mantener vigente la memoria y no dejar que se nos olvide parte de la historia...Si bien ya no esta el colegio en ese lugar llegamos varios y al pasar los minutos se empezo a encender vela tras vela el recuerdo de este estremecedor crimen...y como siempre fue un encuentro entre todos ,entre apoderados y alumnos del colegio,amigos,o como yo y mi madre que no eramos ni lo uno ni lo otro pero que cada 29 de Marzo desde hace muchos años nos encontarmos alla ...Y como gesto de que nuestros compañeros viven en la memoria de mas chilenos de los que uno cree,al pasar una micro por el lugar se detuvo ,bajo el conductor y dejo en la reja un clavel rojo ,mientras los pasajeros miraban con curiosidad...generando a lo mejor ,el averiguar,recordar y nunca mas volver a permitir que esto suceda otra vez...Se gano un aplauso emocionado de cada uno de los que estabamos ahi...Y entre cantos y recuerdos el Latino se ilumino con las velas y el compromiso de que cada 29 de Marzo (sin importar lo que construyan en el sitio)nos juntaremos ahi,en el lugar fisico donde les arrebataron parte de su felicidad ...
Un gran abrazo y gracias por mantener viva la memoria de tu padre.
PAmela

PATTY ARDILLA PARGA dijo...

Manuel,

Yo también te mando un beso, el beso que no pude darle a mi hermano Leonardo. Comparto contigo esa mezcla de dolor y alegría de haber tenido cerca a personas con un corazón al lado que corresponde, que son un ejemplo para nosotros y un estímulo para seguir luchando.

Se puede o no estar de acuerdo con los gobiernos de la Concertación, pero nadie puede negar que en el plano de los derechos humanos, es primera vez que un presidente post dictadura llama las cosas por su nombre y se pone del lado que corresponde. No sé si Bachelet podrá hacer un mejor gobierno, en el plano de las igualdades sociales -tan ausentes en nuestro país-, pero sí sé que no ha escatimado esfuerzos para darle el lugar que le corresponde a nuestra memoria histórica. Aylwin, hablaba de "justicia en la medida de lo posible"; Frei, jamás accedió a darle una audiencia a las agrupaciones de familiares; Lagos, a pocos días del fin de su mandato, beneficia con la amnistía a uno de los asesinos del sindicalista Tucapel Jiménez. Michelle Bachelet, no sólo participa de ceremonias de reivindicación, sino que además se manifiesta abiertamente sobre el tema.

Sólo la justicia y la verdad nos hará libres!!

Patricia "Ardilla" Parga.
Periodista
http://pattyardillaparga.blogspot.com/

Carolonline dijo...

PARA NUESTRO GUERRERO
TE das cuenta como has preparado el camino para quienes aun continuaban desgarrados por heridas abiertas quizas putrefactas que corroen la humanidad porque no nos hablan con amor desde el amor...



Uno podra distinguir tu rostro pero cada gesto cada palabra se nos ha sido cedida para mirarnos desde nuestros dolores hasta llegar a comprender que el olvido no existe en la memoria que el perdonar es signo sacramental para dilatarnos mutuamente en Amor generoso conciliador y reparador....


No sabes el bien que haces hoy en tiempos cuaresmales.



Te queremos amado GUERRERO provocador de reflexiones humanas..


CARIÑOS INCONDICIONALES


.

Ingeborg dijo...

Manuel
como tantas personas, el día de ayer y lo que conmemoramos me llega al alma.
Te mando un abrazo de solidaridad, me quedo sin palabras para expresar el sentir, pero quiero que sepas que somos muchos los que te acompañamos.
Con gran cariño

Anónimo dijo...

Querido Manuel,
Conocerte leyéndote, haberte visto aquel día de enero
y darte un abrazo, escucharte ayer por la radio, por la entrevista en CHV, luego acompañar mi mañana nuevamente por la hermosa entrevista que diste en radio Cooperativa...ha echo que marzo culmine con la tremenda necesidad de decirte cuánto valor, cuánto amor, cuánta grandeza, cuánto respeto provocas. Cuán acompañados nos hemos llegado a sentir entre nosotros mismos. Cuándo hablas de tu hermana, pienso que retratas mi propia historia, cuando narras los hechos, pareciera que fueran de mi propia pesadilla. Tu historia es la mía, tu padre el mío. Tu dolor el mío. Sin haber conocido al Guerrero que se llevaron, siento que he vivido cerca de él, que le he visto, que le he escuchado...que he aprendido cuan alumna sin haberlo tenido de profesor.
Con un tremendo respeto, con un profundo cariño, reciban junto con tu madre y hermana, un abrazo, una sonrisa y un Gracias!!
Claudia G.
( hija del Dr. Carlos Godoy Det. Desp
año 76)

Anónimo dijo...

He seguido con atención, admiración y enorme cariño tus escritos. Me emociono del Homenaje que hicistes a tu padre y que nos quisistes compartir. Me refiero a este mes de homenaje. Ayer nos conmovistes profundamente, por tus palabras plenas de amor, dolor y mucha inteligencia y generosidad un abrazo Erika

Anónimo dijo...

Estimado Manuel:
He recibido todos tus mail y te agradezco mucho los mesajes y tu actitud. Estoy seguro que con ejemplos como el tuyo otro mundo mejor va a ser
posible, especialmente en nuestro pais que necesita mucha humanizacion. Un abrazo y gracias nuevamente.
Alberto

Anónimo dijo...

Estuviste muy bien, según lo que ví en la TV.No parecía improvisado.

Anónimo dijo...

Estimado Manuel:
muchas gracias por haber compartido
con nosotros los escritos de tu padre y tus propias palabras
un abrazo fraterno
Juan

Anónimo dijo...

Manuel,
Te quiero felicitar por tu intervención de ayer que me pareció a la vez muy emocionante y muy adecuada.
Te saluda muy cordialmente,
François

Anónimo dijo...

Estimado Manuel, junto con saludarte quiero desde aquí, de este desierto hermoso, seco y diverso, expresarte mis agradecimientos por permitirnos compartir contigo todas esas hermosas palabras. Para mi, el lenguaje escrito me deja atónito.
Haciendo patria en estos recónditos lugares uno se pierde en la "otra vida", aquella fuera de la urbe, fuera de la "modernidad", pero son aquellos días en que te agotas, y al final descansas en saber que viviste la vida y no la pasaste. Gracias por hacerme volver desde esta mirada.
Mis cordiales saludos y afectos desde San Pedro de Atacama.
Atte
René

Anónimo dijo...

Un Abrazo Manuel
Y Gracias por permitir acompañarte
Mabel

Anónimo dijo...

Querido Manuel
quisiera agradecerte infinitamente tus palabras y además la bondad y fuerza de las palabras de tu papá. Están llenas de amor y belleza. Anoche prendí su vela en las afueras del Latino y sentí en ese instante mi compromiso por iluminar así cada vereda, cada ventana oscura de las casas, cada esquina marginada. Anoche fue dificil dormirme sin derramar una lágrina terminada en una sonrisa. Y estoy segura que alguien desde la oscuridad me sonreía, como una luz de tantas velas devolviéndose hasta aquí.
Seguiremos buscando la verdad y la justicia con el grandioso amor, nunca efímero.
Besos!
Valentina

Anónimo dijo...

Hola Manuel,
hace días que había pensado escribirte, y ahora que lo hago no sé bien qué decir. En fin, quería agradecer la persistencia de tus mails durante marzo (y también los anteriores a propósito de coyunturas varias). Al menos a mí me hacen sentido muchas de tus opiniones y la manera en que escogiste recordar y tener presente lo que pasó hace 21 años.

Ayer iba en auto cuando por la radio informaban de la inauguración del memorial y también pusieron al aire las grabaciones de lo que informaban hace 21 años (con la típica música de radio cooperativa), se me pusieron los pelos de punta... Seguro a ti te pasan mil otras cosas ...
Comparto contigo esto de no perder la capacidad de asombro, de hecho me alegro mucho de que algunas cosas aún me impresionen, tiene que ver con estar vivo.
Bueno, hubiera querido ir a lo del memorial, pero mi pos natal tiene un poco limitadas mis salidas.
Un abrazo y muchos cariños

Anónimo dijo...

gracias manuel..
cuenta conmigo en lo que sea necesario.
Marcelo

Anónimo dijo...

Estimado Manuel,
Te he leído antes y creo que tus desgarradores relatos son la mejor demostración que estas atrocidades no las podemos olvidar y no existe el punto final. Como padre veo a mis hijos enfrentados a tu situación y se me parte el corazón. Recibe mi más sincera solidaridad y admiración.
Muchos saludos
José

Anónimo dijo...

Manuel,
Simplemente hermosísimo.
Gracias por el mensaje de esperanza y amor.
Cariños.

Anónimo dijo...

Manuel, Gracias por compartir durante este mes parte de tu historia....
Carolina

Anónimo dijo...

Hola Manuel nos conmoviste mucho ayer te escuchamos en radio nuevo mundo, y fue muy lindo el mensaje que nos transmitiste, es cierto que a nuestros compañeros que cayeron, que fueron asesinados hecho desparecer, torturados les debemos la construcción una verdadera democracia, mas justa ...sin olvidar el amor que ellos nos legaron....
un abrazo desde el sur de Francia para ti y los tuyos....y para la gran familia ....
fraternalmente
Wlad

Anónimo dijo...

Manuel:
Gracias por compartir tus palabras y las reflexiones de este mes. Lamentablemente no pude acompañarlos ayer, comno si lo hice tantas veces en el bandejón.
Ayer, al ver en la TV a la Presidenta de Chile caminar con un clavel en la mano, estuve seguro que estamos cambiando a nuestro país. Gracais a la Presidenta también por su presencia ayer, y gracias a todos los que nos sostuvieron en esos años difíciles.
La señora Elena con esa paz ciencia que nos entregó, Owana con su impulsividad y espontaniedad y Estela con esa fuerza serena de tantos viernes.
Algo más de justicia y verdad hay hoy que ayer.
Tus palabras me emocionan y recuerdan que, aunque perdonemos, no hay que olvidar para que no se vuelva a vivir lo mismo.
Un abrazo
Andrés

Anónimo dijo...

Te vi en la television ayer en el homenaje a los camaradas, te ves delgado, pero se cumplio un objetivo y lo mejor es que Bachelet estuvo ahi, relevante. Felicitaciones, fue emocionante.
Sigue adelante compañero.
Rene

Anónimo dijo...

Manuel:
He leído con atención todo lo que has enviado y este es el mensaje que más me ha tocado. Es importante conservar nuestra historia, cuando uno se pasea por Europa y ve los rastros de la historia conservada, aún los horrores, entiende la imperiosa necesidad de recordar los hechos del pasado para no condenarse a repetirlos.
Admiro profundamente la fortaleza que demuestras, tanto tú como los demás familiares de nuestros caídos. No es mucho más lo que te puedo decir, salvo que el compromiso de transmitir esta historia a mis hijos y a mi descendencia.
Un abrazo
Carlos

Anónimo dijo...

Querido Manuel, gracias por compartir tus pensamientos, tus actitudes y por
ser. Desgraciadamente no pude estar ayer pues tenia la defensa del trabajo
de unos alumnos en historia, sus tesis,que versaban sobre la construcción
social de la violencia en Chile. Por eso te agradezco doblemente este gesto
generoso. Marg

Anónimo dijo...

Manuel,
para los que como yo asumimos con la Presidenta Bachelet tareas de Gobierno, no olvidamos nunca que estamos acá por ustedes, estamos acá para volver a soñar en un Chile más justo e igualitario, estamos acá para que la verdad y la justicia estén siempre primero, para dar todo, lo mejor de cada uno, por Chile, por la gente.
un abrazo,
Pablo

Anónimo dijo...

Te recuerdo muchos anos atras, nino aun, en una fecha similar, diciendo palabras conciliadoras, y me pregunte como siendo un nino - yo unos anos mayor que tu- me ensenabas algo q no ensenan en las escuelas ni en otros lados, te vi sereno y seguro, firme, sin llanto, eres un ejemplo de Chileno, gracias por tus palabras, las de hace unos anos y en especial por las de ahora, aun me caen las lagrimas, recordar es duro, saludos a todos los que sufrieron en aquellos tiempos

in.tuyo dijo...

Por mientras aún nos podemos abrazar nosotros.

Anónimo dijo...

Gracias a ti, Manuel
No pude estar ahí y gracias a tu mensaje, me acerqué
un abrazo
Jenny

Anónimo dijo...

Estimado Sr Guerrero,

He leído en el día a día su relato de los acontecimientos ocurridos a su familia.

Verá que soy del 77, y de Mallorca. De Chile conozco de unas visitas que he hecho,
y he visto en la gente el peso de la dictadura, conversando en familias
pinochetistas y con jóvenes abogando por superar esa etapa.

Le doy mi sentido pésame por la vida que le tocó vivir y la muerte de su padre, en
realidad no la puedo imaginar sin vivirla, pero su relato sobre los hechos no debe
dejar indiferente a cualquiera sea del país que sea y tenga las ideas que tenga.

Vi un Chile que aun supura las heridas de esos años inmerso en un mundo
capitalistas un tanto bárbaro, espero que los gestos como el suyo y los ideales de
hombres como su padre hagan de ese bello país un lugar donde vivir y crecer sin
estados dirigidos para el pueblo sin el pueblo,

saludos desde Mallorca

Alex Daniel dijo...

Un abrazo agradecido desde le corazón...
Alex.

Anónimo dijo...

Manuel, sinceramente te agradezo el esfuero que has hecho por compartir toda esta memoria, me ha hecho pensar y sentir muchas cosas que probablemente son compartidas por todos los que hemos seguido tus correos.
Un abrazo y gracias por levantar el compromiso con la verda y la justicia.
Sofía

Anónimo dijo...

hermano.....

mil besos quisiera que te despierten estos días, los besos de mi padre y mi madre te entrego en mi cariño. quisiera estar contigo en estos días, pero estar para abrazarte llorarte reirte y apoyarte como lo mereces como simpre lo haz merecido......estos días tan macabros que recordamos y revivimos con tus escritos y los de manuel padre.....

ay hermano, te envío mi cariño y fuerza para seguir adelante con todo, el ejemplo que tenemos de tu viejo hay que reinvindicarlo cada día.

mi cariño y amor de siempre para vos y tuyos que son también nuestros.

juan

Anónimo dijo...

Manuel,

este mes que hoy termina, ha sido sumamente cargado de emociones y compromisos, ha sido un mes de futuro y con el pasado presnte.

Estuvieron esas columnas que nos enviaste casi todos los días del mes, y tus palabras, al momento de inaugurar el monumento de recuerdo a tu padre, Santiago y José Manuel. Asistí junto a mi hija y un amigo suyo... te vimos desde atrás del público, y caminamos comjo cinco cuadras, para poder dejar mi camioneta subarú, ya que no soy del aparato oficial, y luego, no me dejaron pararlo más cerca.. pero es lo de menos, a tu padre lo conocí como maestro, y en tantos lugares de encuentro político de aquellos años. A Santiago, apenas si supe de él. A José Manuel, bueno, con él conversábamos al menos una vez por semana, en el local de la Vicaría

También ha sido un mes emocionante, porque asumió la Presidenta Bachelet, con el deseo de todos nosotros de que nos nos deje en el camino y se embarque con los "pierdete una" que siempre estan ronmdando al que manda, muchos eran hinchas de la dcitadura, y ahora se proclaman demócratas. Otros, se fueron al exilio, se dedicaron a prepararsee intelectualmente, y luego, a su retorno, se apoderaron de la concertación, negociaron con los soldados, y luego, con nuestro apoyo, aunque fuera indirecto, asumieron el gobierno, desmontaron nuestras organizaciones sociales, y montaron el parataje para controlar nuestros partidos, por lo menos, el mío el PS: Ojalá que la Presidente logre sacudirse, poco a poco, de esos desvergonzados!

Bueno manuel, ha sido un mes muy importante, y debo agradecerte el que lo hayas dedicado a la memoria de tu padre.

Un fuerte abrazo , muy fraterno,

R

Anónimo dijo...

Manuel,

este mes que hoy termina, ha sido sumamente cargado de emociones y compromisos, ha sido un mes de futuro y con el pasado presnte.

Estuvieron esas columnas que nos enviaste casi todos los días del mes, y tus palabras, al momento de inaugurar el monumento de recuerdo a tu padre, Santiago y José Manuel. Asistí junto a mi hija y un amigo suyo... te vimos desde atrás del público, y caminamos comjo cinco cuadras, para poder dejar mi camioneta subarú, ya que no soy del aparato oficial, y luego, no me dejaron pararlo más cerca.. pero es lo de menos, a tu padre lo conocí como maestro, y en tantos lugares de encuentro político de aquellos años. A Santiago, apenas si supe de él. A José Manuel, bueno, con él conversábamos al menos una vez por semana, en el local de la Vicaría

También ha sido un mes emocionante, porque asumió la Presidenta Bachelet, con el deseo de todos nosotros de que nos nos deje en el camino y se embarque con los "pierdete una" que siempre estan ronmdando al que manda, muchos eran hinchas de la dcitadura, y ahora se proclaman demócratas. Otros, se fueron al exilio, se dedicaron a prepararsee intelectualmente, y luego, a su retorno, se apoderaron de la concertación, negociaron con los soldados, y luego, con nuestro apoyo, aunque fuera indirecto, asumieron el gobierno, desmontaron nuestras organizaciones sociales, y montaron el parataje para controlar nuestros partidos, por lo menos, el mío el PS: Ojalá que la Presidente logre sacudirse, poco a poco, de esos desvergonzados!

Bueno manuel, ha sido un mes muy importante, y debo agradecerte el que lo hayas dedicado a la memoria de tu padre.

Un fuerte abrazo , muy fraterno,

R

Anónimo dijo...

Estimado amigo: acabo de leer tu palabras en
inauguración del Memorial. Siempre nuestra familia ha
estado junto a Uds. - a tu padre, a tu madre y tus
hermanas - y reiteramos en esta ocasión que así
continuará por años y años, por una eternidad. Tus
palabras me han tocado profundamente: yo si haber
sufrido tanto como tu, aún llevo en mi alma
resquemores que a duras penas cargo con ellos, es mi
cruz?
Recibe un abrazo cariñoso

Anónimo dijo...

Manuel: me gustó mucho tu discurso. En un acto muy
hermoso, por lo demás. Te felicito. Esto ayuda en todo
sentido, en lo individual y en lo colectivo. Escuché
cómo aplaudían y sonreían Manuel, Parada y Natino. Un abrazo,Alejandro

Anónimo dijo...

Estimado Manuel:
No se por que he estado recibiendo tus escritos que he estado leyendo con
mucha atencion. Me conmueven tus palabras y recuerdos. Pero despiertan en mi
una ira visceral ante tanta brutalidad. Por eso admiro tu espiritu
conciliatorio, a pesar de la forma horrorosa en que termino la vida de tu
padre. Para mi, la barbarie desatada por los milicos es imperdonable y las
bestias de uniforme y de civil que participaron en estos hechos repudiables,
merecen solo nuestro desprecio. El perdon es demasiado bueno para ellos. No
lo merecen!
Cordialmente
Carmen

Anónimo dijo...

Manuel, hace mucho tiempo que quería expresarte mi respeto, mi admiración y mi apoyo, la verdad lloro cada vez que te escucho hablar, no de pena, de profunda emoción, porque cada palabra tuya dicha con tanta verdad, tanta honestidad y transparencia, interpreta profundamente mis sentimientos y estoy segura los de la mayoría de los chilenos. Eres una hermosa persona, te agradezco mucho que estés aquí, en este nuestro Chile, luchando cada día por la vida, por los derechos de todos, por un país más justo.

Tus palabras nos dan aliento a los que somos más viejos, nos devuelven la esperanza, las ganas de seguir luchando, esta lucha interminable por la justicia y por la vida.

Muchas gracias, todas las bendiciones del mundo para ti y los tuyos Eres un ejemplo para nosotros y para nuestros hijos,Muchas gracias de corazón.

Andrea

Anónimo dijo...

Querido compañero: al escribirte ahora veo además un rostro ya conocido. Ayer en el homenaje de los "amaranto" te vi nuevamente como el chico de 14 años que habló en la Plaza de Armas, solo que has crecido, tienes hijos, una compañera, que no es la que te invitó a entrr en la Jota, pero sigues siendo aquel muchacho claro, preciso, consecuente y valiente. Me da mucho gusto haberte conocido y el haber participado, tan activamente en este homenaje.

Tengo en mis oídos aún "la Hierba de los Caminos..." cantada con la fuerza de sos amaranto que no ha dejado de ser jóvenes, aquellos que han sido capaces de organizarse, de pasar por encima de diferencias, cambios en las formas, pero aún conservan la juventud, el ímpetu y la consecuencia para luchar por un mundo mejor.
un abrazo
ana

Anónimo dijo...

Justicia, tranquilidad, bienestar, libertad, Verdad, constitución. Sola, ninguna es suficiente, pero juntas, no se podría esperar nada mejor para una nación ni para su pueblo.
Justo reconocimiento para tu padre que lucho junto con sus compañeros e ideales en creer en una nacion democratica y justa.
Saludos.
Antón

Anónimo dijo...

Estimado Manuel.

Mi solidaridad siempre presente, con dolor, con rabia y a lo mejor con impotencia. Pero siempre presente. Mi hijo estudió en el Latino y ese día yo lo fui a dejar diez minutos antes, se perfectamente lo que pasó.
Recibe un fuerte abrazo fraterno para ti y tu familia.
Guillermo

Anónimo dijo...

....sòlo gracias a ti...por existir...

D

Anónimo dijo...

Un suave y tierno abrazo para Ud. Manuel en estos terribles y dolorosos días,
Mucha Fuerza,
Ximena

Anónimo dijo...

Manuelito:
Con lagrimas en mi garganta te doy infinitas gracias por este increible homenaje que dia a dia y por muchas semanas rendieras a la memoria de tu padre. Gracias por tu coraje pero por sobre todo, por tu buena voluntad en compartir con nosotros no solo tu dolor sino que tambien tu mensaje de amor profundo.
Manuelito,... El AMOR nunca dejara de ser!
Angelica

Anónimo dijo...

Estimado Manuel:

La verdad es que quiero saludarte fraternalmente después de haber podido, en el breve tiempo que uno tiene en el tráfico laboral, leer tus escritos y los de tu padre a través de tu blog.

En mi caso, por razones quizás parecidas a las que tu viviste, construí una relación epistolar con mi padre que se encontraba en el exilio, lo que francamente constituye un orgullo personal de ambos y a mí , como persona, me granjeó la convicción de que cuando uno quiere, puede transmitir tanto a través de las palabras y las cartas.

He leído muy emocionado cada uno de los testimonios que me empezaron a llegar tímidamente hace algún tiempo y sólo debo agradecer que mi deseo de que el horror tenga alguien quien lo escriba, se haya hecho realidad en parte con tus testimonios. Y como tu dices no por rabia , que muchos de nosotros la tenemos, ni por venganza, sino que porque es necesario para mirar de frente a nuestra querida patria darnos cuenta que nuestros muertos están vivos en nosotros, esa fue nuestra mayor revancha.

Es para mi un privilegio saber de Manuel Guerrero a través de lo que me ha llegado, la verdad es que no lo conocía, pero entiendo que además de ser un hombre muy consecuente y sobre todo valiente y corajudo, fue alguien quien transmitió profunda humanidad en muchos de sus actos.
Quice estar en el acto en que te tocó hablar, me bastará ser uno de los miles de chilenos que aunque no te conocen ni a tí ni a tus familiares estuvimos con todo nuestro espíritu acompañándolos.
Iván

Anónimo dijo...

En marzo de 1985 yo tenía 9 años recién cumplidos. Mis padres, disconformes de la educación que mi hermano y yo recibíamos, buscaban un nuevo colegio para nosotros. Una de las opciones era el Latino, cosa que me hacía gran ilusión, porque podría ser compañero de Daniel, mi vecino y mejor amigo. Vino el secuestro de Santiago, de José Manuel, de tu padre. Mis padres, principalmente mi madre, se asustaron. Al día siguiente los encontraron degollados (también aprendí ese día el significado de esa palabra). Mis padres, especialmente mi madre, se aterrorizaron. El cambio de colegio se postergó. Yo no entendí demasiado. Dos años más tarde nos pusieron en un colegio católico, mucho más seguro. Nos alejaron lo que pudieron del terror. En 1989 recalé en el Rubén Darío, donde me reencontré con la historia de ellos, así como con la de muchísimos otros.
Ayer quise estar con ustedes, pero no estuve. Al menos no físicamente. No sé bien por qué. Recuerdo haber estado muchas veces en las velatones del Latino, casi siempre desde el 89, pero en el lugar en que hoy está el memorial, estuve sólo una vez, probablemente luego de la asunción de Aylwin a la presidencia, quizá el 95 para los 10 años, no lo recuerdo muy bien. Si recuerdo, como dice mi amiga Andrea, la maleza seca y el peladero que había sido eso.
No estuve ayer, pero quise estar. No estuve ayer, pero hoy veo tu rostro en el diario, las palabras de la Presidenta, y me percato de la importancia que tuvo, de lo histórico que fue.
No estuve ayer, pero hoy me emociono al leer tus palabras. No sólo por lo cercanas que resultan, por lo que mueven en el interior de cada uno de los que han estado, de algún modo o de otro, acompañando esta travesía de la memoria. Emocionan también por la alegría que produce ver como, a pesar de todo, el amor se impone sobre el rencor, sobre el odio, y la vida se impone sobre la muerte. Soy incapaz de imaginar lo orgullosos que estarían sus padres si los vieran, a Juanjo y a ti, que son los que conozco más de cerca, adultos, serenos, sensatos, vivos. Y en esa vida que uds demuestran se siente la vida que ellos deben haber vivido.

No estuve ayer, como mucho no habrán estado, y el momento histórico no nos tuvo como testigos. Pero no somos indiferentes, no hemos olvidado. Seguimos siendo los mismos. Y lo seguiremos haciendo saber a quienes deben asegurar la ejecución de la justicia en este país.

Un abrazo.

M.

Anónimo dijo...

Manuel
Realmente es un relato desgarrador. Tengo solo una lágrima. Pero llorar no sirve
Con afecto
Diana

Anónimo dijo...

Querido Manuel: estoy escuchando tu entrevista de hoy en la mañana y quiero agradecerte, porque al escucharte, nos escucho a todos y todas, hijos e hijas, recuperando a nuestros viejos, pero más que eso, es Chile que los recupera. Un abrazo grande.

Anónimo dijo...

Estimado Manuel,
Un abrazo fuerte para tí y tu familia.
Carlos

Anónimo dijo...

Manuel Guerrero junior, he leido tu testimonio en el acto que convoca a nuestra memoria colectiva, y el discurso que emitistes a propósito de las muertes de tan destacados hombres, profesionales, padres y seres humanos hermosos que han forjado una historia paralela en el Chile de hoy.

no pude dejar de desparramar mis lágrimas al verte de 14 añitos entrando al Latino y recordar ese beso que fué de despedida y de afecto, del cual te privaron para siempre a partir de ese día, me recordé de aquellos tiempos en que en el Latino y en otros colegios los profesores daban la bienvenida en la puerta a los alumnos y de paso se dialogaba con los apoderados, con respeto cariño y con mucho respeto por la autoridad ante esas instituciones templos del saber.

Desde mi casa en coquimbo lugar en el que resido, te envio mis mejores saludos apoyo y formo parte de esa gaus limpia, pura que sigue recorrriendo este país, y sí me gustaría por siempre que los asesinos tengan su merecido castigo.

la misma memoria por respeto a nuestra identidad no perdona, pero si debemos estar unidos para crecer creceremos, pero no olvidando ni dejando de relatar este maravilloso y sentido relato que me ha llegado de tu parte en el día de hoy, mis grandes cariños, para tu familia, tu madre, tus hermanos y por siempre que lindo es llamarse MANUEL y sobre todo Guerrero, te abraza, en una abrazo eterno y mundial por la paz en nuestro planeta y en nuestros corazones, Beatriz,por eso no dejo de repetir que te acompaño hermano, por las misma senda de los luchadores eternos que existimos en este nuestro adolorido país.

hasta pronto, nunca dejes de escribir, nunca dejes de soñar.

Anónimo dijo...

Manuel, no puedo dejar de consternarme por estos hechos ocurridos y que nos llegan tan de cerca. Sobretodo al enterarme de los detalles, que jugaron minuto a minuto con la vida de nuestros compañeros Manuel, José Manuel y Santiago.

No tuve la fortuna de conocer personalmente a tu padre ni a Santiago Nattino, pero si conocí a Pablo, a Owana, Pato Madera y a tantos otros compañeros que aparecen en tu homenaje durante este mes de marzo. También tuve la ocasión de compartir con tu abuelo y otros familiares de quienes guardo un recuerdo de nobleza, coraje y fortaleza infinitas. Con José Manuel conversamos en varias ocasiones y se perfectamente lo que nos arrebató este oscuro pasado.
Son muchos los rostros que están en mi memoria, hermanos Vergara, Rodrigo Rojas, Carmen Gloria, Ricardo Weibel padre, Elizabeth Escobar, Juan y Vladimir Henríquez Araya (hijos de Mónica Araya) ... La lista es dolorosa y larga. Pese a todo, como bien dices, somos capaces de amar...

Te agradezco infinitamente el que hayas ccompartido con nosotros este sentido homenaje a nuestros compañeros.

Un fuerte abrazo

Rodrigo

Anónimo dijo...

Ya no estimado, sino querido Manuel, Manuel hijo del
gran Manuel, del patriota, del comunista, del hombre
de paz y hombre de justicias, que gran hombre fue tu
padre, no sabes Manuel como brotan mis lágrimas de
emoción de saber que le amas tanto como yo amo a mi
viejo padre comunista ya muerto, así como amo a mi
hijo y él me ama mi, he pensado mucho este último
relato, mi hijo habría hecho lo mismo que haces tú,
con dignidad y con las estrellas de la paz por sobre
las noches negras de odio y dolor que nos inflingió la dictadura, estas tú aquí ahora, impulsando el valor supremo de los verdaderos revolucionarios, impulsando la conciencia que debemos tener, haciendo crecer el compromiso con la verdad y el derecho a la vida, así has ido construyendo esta solidaridad que se fundamenta en la palabra, en el escrito poético de hechos que fueron anti poseía, hechos deleznables, era el grito despiadado del fascismo contra la voz justiciera de los libertarios, pero así se escribió esta historia brutal teñida de dolor, de bajeza humana, contra la blancura del pensamiento revolucionario y humanista, creo que ganamos Manuel, a pesar de los dolores compartidos, ha triunfado la semilla que dijera Allende, la de la conciencia digna de miles y miles de chilenos. Ayer en el discurso de la Presidenta, se oyó lo que nuestros corazones queremos oir de un país que se precie de sano, que la verdad y la justica es la razón esencial hacia un Chile libre de miserias.

Adelante Manuel, la historia es nuestra, hasta siempre
le hemos dicho a tu padre y los que anónimamente
también han sufrido el dolor de la sin razón, aquellos
que implacables torcieron el destino de los que hemos
soñado siempre por un Chile lleno de noblezas hacia la construcción de un estado igualitario, ahora son otras visiones, otros tiempos Manuel, pero pasarán las generaciones y quedarán tus palabras de un hijo que ama a su padre, en la conciencia revolucionaria y en la poesía con que le rindes el mejor homenaje al gran hombre que fue Manuel viejo, tus palabras estan llenas de amor, es hermoso lo que escribes Manuel haces vibrar y tambien impulsas a que el bolígrafo de mi pensamiento, diga que eternamente vive también en mi, nuestras ideas de izquierda y que sienta admiración y respeto eterno por los comunistas del mundo.

Un gran abrazo Manuel, espero alguna vez tener el
privilegio de abrazarte y estrechar la mano del hombre
que desde las trincheras del pensamiento y la
escritura, realza los valores que inspiraron a tu
padre hasta dar la vida por la dignidad de nuestra
patria. un abrazo

Anónimo dijo...

Gracias por tus palabras, tu valentia, tu nobleza. Yo no podría ser asi, o mas bien dicho,no lo fui

Anónimo dijo...

Hola Manuel , kuantos palbras , kuantas letras,
kuantos sentimientos, es poco lo ke alkanso a
escribir pues no logro sujetar mi kalma, mis deseos
de estar presente el dia de ayer alli junto a voz y a
los demas, pienso en todo este tiempo y lo ke hay en
este dia , en este presente y no alkazo a darme kuenta
ke es lo mas importante, sin duda amigo las lagrimas
no dejan ver mejor, el paso de los años no olvidan ese
dia de mi memoria, de tu llamado, del llamado de
Estela, de las personas ke arrancaron de los ke
tuvieron miedo y los ke sigen presente, se bien ke
mirar al futuro no es facil, pero tus palabras ayudan,
junto a mi familia te abrazamos y sentimos, pensamos
en todos, un abrazo no vastaria, pero es lo ke puedo
hacer por esta via, me kedaria aki, , asta pronto
Manuel

Anónimo dijo...

Querido Manuel, soy Dora (hermana de Cristina Carreño) cada año, no dejo de estar conmocionada.
Aunque conozco los pormenores de su desaparecimiento y atroz muerte todo fluye como un río a mi mente como si fuera hoy, me acuerdo hasta de la ropa que me había puesto. Lo mismo me ocurre con mi hermanita.
Ayer estuve en el acto de Memoria Amaranto, estaba dos filas más atrás que ustedes, quise saludarlos al final, pero ya se habían ido; igualmente quería saludar a la Vero a quien también conozco, quería abrazarlos y decirles que Manuel sigue estando con nosotros, con su risa, ternura tan a flor de piel, característica que tu tan bien has resaltado de él (Cristina era como Manuel, acogedores, cariñosos, queribles como dice Silvio en una de sus canciones, solidarios, sacrificados y amantes de sus familias).
Gracias por tu intervención, estoy orgullosa de ti, la memoria es algo que no podrán liquidar jamás.
Bueno un beso grande y abrazo para ti y tu familia.
Te quiere,
Dora

Febunba dijo...

Emocionante discurso.
Un gran abrazo.

Pedro dijo...

Mi`gran anhelo serìa abrazarlos y decirles estoy con ustedes, hijos del amor! Desde Suiza con afecto sincero.

wanglen dijo...

Gracias por tu madurez, calidez y amor.
Gracias por tu capacidad de ayudarnos a no olvidar.
Gracias por tu apertura.
Gracias.

Ignacio dijo...

Estimado Manuel:

Leí parte de tu discurso en el The Clinic. Pienso que eres un ejemplo para muchos de nosotros. No sé si seas cristiano o no, pero tu actitud nos da ejemplo de perdón como lo haría Dios.

Gracias por tus palabras, por perdonar a los que te quitaron esa parte tam importante de cada uno de nosotros: la niñez y la juventud. Espero que un día algunos reconozcan sus errores (por no decir crímenes) y se te acerquen a pedir perdón.

Ignacio.

Rodnell dijo...

Sin lugar a dudas, la memoria es frágil, mas aun cuando la historia no nos toca la frente, ni menos cuando nos daña el alma futura.

Tenemos casi la misma edad. Cuando suprimieron tus sueños, yo era conciente de la realidad, de las luchas que comenzaban a romper los silencios, comenzaba a saber y a entender muchas cosas. Me alimente de miedo inconsciente, de angustias ajenas, el dolor de mi padre, de la esperanza futura. Fui presente. En fin.

Tuviste un gesto grandiosamente solidario, inmensamente ejemplar, se que has recibido mucho respaldo, compañía y afecto. Pues yo también quiero ser solidario, y no encuentro otra forma, más simple que guardar tu historia y la de tu padre en un pequeño baúl en el que almaceno afectos, cartas y fotos para mi pequeña hija de dos años, el que pretendo abra dentro de 13 años más. Espero el día, con el favor de Dios, que nos acompañemos y le explicare tu historia, la de tu padre y la de muchos, que con certeros argumentos nos hablaran de solidaridad, convicción y ejemplo.

Un Abrazo, el más grande de ellos.

Amanda dijo...

estimado Manuel, solo agradecer tus gestos y palabras que anto bien y tanta falta nos hacen
somos muchas y muchos quienes cada aniversario hacemos un pequeño alto en nuestras vidas, para recodar, para darnos cuenta que es posible, a pesar de todo seguir soñando
un gran abrazo

Camila dijo...

hola Manuel, soy sobrina de un ejecutado politico y queria expresar lo mucho que mellego lo que escribiste, me hizo pensar mucho y me emociono mucho mas.

vinka dijo...

manuel te escribi una carta con el alma,con datos d la juventud de tu padre pero la dirigí a my.opera.com/chile a nombre de my.opera.com/dolguin/chile.Te ruego la rescates por favor ,te abraza vinkate@hotmail.com gracias confio enti

vinka dijo...

te he escrito para decirte que me equivoque y envie algo para ti a my.opera.com/dolguin,te ruego la recuperes,tiene aspectos de la juventud de tu padre,GRACIAS,POR FAVOR HAZLO

Ars Operandi dijo...

Un gran abrazo desde Córdoba, España