08 marzo 2006

CON MI PADRE: El futuro nos espera


Querida amiga, hija, hermana, madre y compañera,
En este 8 de marzo de 2006, te regalo un poema y una hermosa flor dibujada por mi padre.

Que los dolores que han debido pasar a causa de vuestras luchas cotidianas por un mundo más justo, sean solo estrías del parto de la nueva vida que lentamente, pero irreversible, nace entre hombres y mujeres iguales, aunque maravillosamente diferentes.

A través del soporte que mágicamente permite la memoria y la palabra escrita, reciban un abrazo simultáneo de dos Guerreros plenamente vivos,
Manuel Guerrero padre e hijo.

El futuro nos espera

Uniendo las manos
las fuerzas y las esperanzas
germinará la ansiada
primavera.

Ya viene, se acerca,
el tiempo de las
luces.

El futuro nos espera,
alcancémoslo.

Manuel Guerrero Ceballos, Santiago, diciembre de 1982.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido y nuestro Manuel Guerrero hijo:
Nos llega por la vias ajenas del Internet tu recuerdo vivo de tu padre que nos hace vivir.
Gracias por eso y gracias por compartirnos ese tesoro que nos hace seguir vivos.
Debes saber que tus recuerdos ya no son solo tuyos. Recorren el planeta
adonde quiera que haya un transterrado de la misma forma que incansablemente
camina para siempre por las arterias nobles e Chile.
Otra vez somos hermanos.

Anónimo dijo...

Hola Manolo:

Quisiera agradecerte sinceramente los correos con textos de tu padre
que me estas enviando.

Debo confesar, no sin algo de pudor, que más allá del icono, y a no ser por relatos y opiniones de interpositas personas que les toco
compartir y trabajar con el en distintas épocas e instancias, poco
conozco de tu padre. Me imagino que esta circunstancia quizá, no sea privativa de mi persona sino un fenómeno algo más extendido dentro de mi generación. Y en ese supuesto, el regalo que nos estas haciendo alcanza una dimensión que probablemente aún no logramos dimensionar, sobretodo si lo tomamos, lo hacemos propio, lo divulgamos como lo que a mi juicio es, no el lamento perenne sino la convicción de que no podemos claudicar en nuestros sueños, anhelos y "haceres" por
construir una sociedad mas justa.

Un abrazo fraterno

Manuel Guerrero dijo...

Hola querido amigo,
esa es exactamente una de las intenciones: tomar fuerzas desde donde venimos en forma colectiva, lo que hemos sido capaces de afrontar en distintos momentos las generaciones de luchadores sociales,
y por lo tanto instalar la esperanza en nuestras propias capacidades.
Gracias por escribirme y haberte abierto a estos escritos,
un abrazo,
Manuel.

Anónimo dijo...

Gracias...

María Soledad

Anónimo dijo...

Hola Manuel:
no nos conocemos... pero la vida nos ha dado grandes dolores, pero también grandes
alegrias y felicidades...
yo era una niña cuando asesinaron a tu padre y lo recuerdo como si fuese hoy...
Gestos como el tuyo nos ayudan a reconstruir parte de nuestra historia y ejercitar
nuestra Memoria. Siento que con estas acciones sumadas a las de otros, le
doblamos la mano a aquellos que quisieron y quieren callarnos... pues se dan cuenta
que aunque sea despacio y lentamente seguimos recordando a nuestros viejos y que
podemos gritar mas fuerte que ellos...

me emociona leer y ver lo que has cosntruido con las cosas que dejo tu padre, ayer
he cumplido 29 años y extraño tanto a mi padre como tu al tuyo, Raúl fue asesinado
el 8 de julio de 1989... en la calle mientras rayaba una muralla contra la exclusion
de C. Almeyda. Y no lo olvido y jamas lo hare, ni a Raúl ni a MAnuel, ni a
Rolando, Alfonso, Alonso, roberto, Catalina y tantos otros y otras que nos
entregaron TODO lo que tenian...

Cuenta conmigo... pues nuestras sumas seran capaces de construir un pais mejor como
ellos tambien lo aspiraron

GRACIAS

Anónimo dijo...

Hola Manuel:
Gracias por este hermoso saludo tuyo y de tu padre y por el tezón de mantener viva
la memoria que debe ser de todas y todos...

Un abrazo para tí , la Karen y las niñas

Mary

Anónimo dijo...

Manuel:

Gracias. Un hermoso y tierno gesto de Ud. y padre. Robé unas fotos de su blogspot, quiero tener a su padre más cerca. El representa para mí, como muchos otros, los
sueños, ideales, esperanzas, angustias, alegrías y sufrimientos de tantos.

Sueños rotos, sueños tardíos, con la esperanza de ser alcanzados alguna vez. De alguna forma, al leerlo a Ud. y su padre, tan semejantes, tan transparentes el uno con el otro, creo alcanzar algo de mis sueños también, algo de felicidad me alcanza
en esto.

Cómo se sentirá de orgulloso al pensar que su hijo ha seguido sus huellas, con la
esperanza de eternizar alguna vez, los sueños que fueron de él y que ahora, resistiéndose a morir, vuelven a vivir en su hijo. Yo creo que ese es el más hermoso
regalo que un hijo puede hacer a su padre..., el continuar sus huellas, el hacer sendero, el abrir caminos para el futuro, para el mañana, para sus hijos y todos los hijos de la patria,

Ximena

Anónimo dijo...

MI NO CONOCIDO AMIGO, TE DOY LAS GRACIAS POR ACORDARTE QUE TAMBIEN SOY MUJER Y ME
HAYAS ENVIADO UNA HERMOSA FLOR, HECHA POR TU AMADO PADRE EN ESTE DIA INTERNACIONAL
DE LA MUJER, TE ADMIRO POR QUE SIEMPRE SIGUE VIVO EN TI EL RECUERDO Y EL AMOR DE TU
PADRE, UN ABRAZO DESDE LA DISTANCIA (SUECIA) LORENA

Pacita dijo...

Estimado Manuel: Gracias por compartir estos recuerdos conmigo , te lo agradezco en el alma , me voy a trabajar todos los dìas con la guata media apretada por la emociòn.
Cariños
Pacita

Anónimo dijo...

Gracias por el saludo y tu delicadeza .Soy una de las mujeres victimas de la insanía de la dictadura.

Conocí a tu padre y en varias ocasiones trabajé con él en la AGECH ,por eso leo con mucha atención los escritos que me envías.Son absolutamente bien recibidos.

Un abrazo cariñoso de su amiga
Irma

Anónimo dijo...

Gracias por los saludos que nos haces a todas las mujeres... En Chile han existido Grandes mujeres que han quedado el los subterraneos de la historia.... A través de las historias de tu padre algunas emergen en gloria y majestad y seguramente han estado sumidas en las sombras... Felicidades a tu madre que debe ser Una gran mujer... Saludos...Cecilia

Anónimo dijo...

Compañero,

Gracias por sus mensajes para quienes guardamos gratos recuerdos de su padre.

Cordialmente, Jaime.

Anónimo dijo...

Graciaaaaassssssssss. Hace un tiempo leí un texto tuyo con el que respondiste a alguien que te acusaba. Me conmovió, me importó, me dejó pensando, me gustó. Hoy tengo la oportunidad de agradecertelo desde mi corazón.

Anónimo dijo...

La flor el arbol más lindo que nació de esa historia;
Fuistes TÚ

alejandra

Anónimo dijo...

Manuel: Te agradezco me hayas incluído en la lista para enviarme los
escritos de tu padre. Fui compañera de él en la Jota de Marcoleta y tengo
hermosos recuerdos de él, de su personalidad y del entusiasmo que nos
transmitía para asumir nuestras tareas. Cariños. Marta

Anónimo dijo...

Querido Manuel:
No tengo la satisfaccion de conocerte personalmente. Te agradezco tu saludo y tambien que me envies esta correspondecia la que considero de especial sensibilidad.
Me pregunto si estos escritos estan publicados o no porque seria justo que asi fuera y se difundiera aun mas como un homenaje a tu heroico padre y a sus compañeros y familia.
Imagino que no existe el consuelo respecto de lo que paso, por eso seria de justicia que nunca se olvidara. Esta en nuestras manos y en las de las generaciones venideras conservar la memoria historica.
Querido Manuel, una vez mas te reitero mi aprecio y te envio un abrazo y cariños.
Andrea

Anónimo dijo...

Todos los que no están siguen iluminando nuestro camino, me siguen doliendo pero también invitando a seguir creyendo con pasión y ¡tanto! amor en un futuro bello para todos. No es fácil en estos tiempos en que todo es confuso, complicado... a veces me pierdo... a veces me encuentro, pero lo que vivmos en aquellos años, siempre ronda y sopla vientos limpios y poderosos en mi corazón y memoria. Hoy tengo esperanzas, sé que los pasos son cortos, pero tengo esperanzas Manuel.
Un abrazo
Malucha