30 enero 2008

Fata compromiso escrito del Gobierno

Patricia Troncoso espera confirmación escrita del gobierno
Por Azkintuwe

A través de una declaración manuscrita hecha llegar a TVN por el padre de Patricia Troncoso, la comunera informó que no depondrá su huelga de hambre mientras no reciba un documento oficial con las peticiones estipuladas en el acuerdo y debidamente firmado por las autoridades. "Se trata solo de un principio de acuerdo", aclaró. Patricia Troncoso teme que las autoridades no respeten los acuerdos, por lo que anunció seguirá sin recibir alimentación al interior del Hospital Herminia Martin de Chillán a la espera del documento.

“Ella está decidida a seguir, dice que puede esperar sin problemas uno, dos o cinco días, no quiere que suceda lo del año pasado”, señaló su padre a TVN. Determinación de la huelguista, quien cumple hoy 112 días en ayuno, pone en jaque las declaraciones del Ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, quien consultado al respecto señaló que “no hemos enviado ningún tipo de documento ni lo haremos, en este sentido el que actúa como ministro de fe es el obispo Goic”, descartando de plano la exigencia de la huelguista.

Como signo del apoyo de la Iglesia hacia la comunera, el obispo de Chillán, monseñor Carlos Pellegrin, le hizo un llamado a confiar en el acuerdo logrado, y en la gestión de Alejandro Goic, señalando que “nosotros confiamos que siendo él el garante de este acuerdo se van a cumplir las promesas ofrecidas. Yo le dije a Patricia, personalmente, que puede contar con nosotros los obispos que vamos a estar permanentemente apoyándola”.

Movilizaciones continúan

Mientras tanto, diversas organizaciones y grupos de apoyo han manifestado que continuarán movilizados y en alerta. Ayer martes se realizó una caminata con rumbo a la Gobernación de Ñuble, cuyo motivo fue entregar una declaración de apoyo a Patricia Troncoso y a la causa mapuche, destinada a la Presidenta Michelle Bachelet. La misiva fue suscrita por varias organizaciones y sus dirigentes, como la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Confenats), el Colegio de Profesores, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y algunos miembros del grupo de apoyo a la comunera.

La carta señalaba que Patricia “se encuentra cumpliendo una pena injusta, condenada por delitos terroristas de los que ella se declara inocente. Nos impacta que en nuestro país se aplique arbitrariamente una Ley Antiterrorista promulgada en dictadura, a quienes defienden desde siglos sus derechos territoriales y culturales propios de todo pueblo”, dice parte del escrito que resume la postura del “Grupo por la Vida y la Libertad”.

En Santiago, por su parte, a través de una declaración la Coordinación de Organizaciones Autónomas Mapuche enfatizó que “es impresentable la actitud del gobierno hoy, que responde a medias. Anuncia por los medios de comunicación que todo está solucionado, pero no hace entrega a la hermana de un documento escrito que le permita seguir viviendo. Nuestra lamngen Chepa no va a arriesgar 111 días de huelga de hambre sin un documento firmado que asegure una respuesta verdadera a sus demandas... El año pasado los presos políticos mapuche fueron engañados y hoy nuestra lamngen Chepa no está dispuesta, nuevamente, a ello”.

“Sabemos - agregaron las organizaciones - que su convicción es firme y que estamos juntos en esta lucha que no ha terminado. Y no ha terminado, no solamente porque no hay una firma del gobierno, sino porque se siguen violando los derechos humanos de niñas, niños, mujeres y hombres mapuche en el Estado chileno. La huelga de la lamngen ha sido, y es, en función de los objetivos de la Nación mapuche, desde la convicción de que las demandas son y siguen siendo la desmilitarización del territorio mapuche, la derogación del la Ley Antiterrorista y la Libertad a todas las presas y los presos políticos mapuche”.

El engaño del 2006

La desconfianza de Patricia Troncoso con las autoridades de gobierno no es gratuita. Tras una anterior huelga de hambre desarrollada el año 2006 junto a los presos políticos Juan Huenulao, Patricio Marileo y Jaime Marileo, en demanda de la nulidad del juicio Poluco Pidenco, parlamentarios de gobierno se comprometieron a votar un proyecto de ley que les otorgaba beneficios extrapenitenciarios a ella y sus compañeros. Este compromiso les hizo dejar la movilización cuando cumplían 63 días de prolongado ayuno.

“Confirmamos mediante este compromiso, nuestra voluntad de votar favorablemente el proyecto de Ley que establece el beneficio de la libertad vigilada a los Presos por la Ley Antiterrorista en la reivindicación del Pueblo Mapuche... conminamos a los presos de la cárcel de Angol, bajar la huelga de hambre, ante la feliz noticia de la urgencia de este proyecto de Ley en el Senado, y ante el compromiso de nuestros votos favorables, que provocará su libertad en el corto plazo”, señalaron en su oportunidad los parlamentarios Jaime Naranjo (PS), Guido Girardi (PPD), Jorge Pizarro (DC), Ricardo Nuñez (PS), Jaime Gazmuri (PS), Mariano Ruiz Esquide (DC), Pedro Muñoz (PS), Fernando Flores (PPD), Carlos Ominami (PS), José Antonio Gomez (PRSD), Hosain Sabag (DC), Camilo Escalona (PS), quienes se comprometieron por ellos y sus respectivas bancadas.

Nada de aquello sucedería. Varios que habían comprometido sus votos, desconocieron todo acuerdo, entre ellos Jorge Pizarro (DC), Mariano Ruiz Esquide (DC), Hosain Sabag (DC), al igual que el senador Fernando Flores (ChilePrimero), quien no asistió a la votación. Lo mismo, la Senadora Soledad Alvear y presidenta de la DC, quien se había comprometido verbalmente. Con 20 votos en contra, 13 a favor y 2 abstenciones, el Senado desechó la idea de legislar sobre la iniciativa. El proyecto quedaba de esta forma sepultado al ser rechazado en primer trámite.

1 comentario:

Oscarito dijo...

Patricia,no le creas a la clase politica,solo buscan defender sus intereses en la región..