17 noviembre 2007

Memoria de los fotografos


El jueves recién pasado tuve la posibilidad de asistir al estreno del documental "La Ciudad de los Fotógrafos", de Sebastián Moreno. Se trata de un acercamiento muy interesante al tema de la memoria individual y colectiva de la época de la resistencia y lucha contra la dictadura militar de derecha chilena. Pero esta vez desde el prisma de quienes cubrían las protestas a través de sus registros fotográficos, y de esta forma permitieron que otras personas que los directamente involucrados conocieran, en el país y en el mundo, el coraje de quienes se atrevían a manifestarse y la brutalidad de la represión vivida.

El documental está narrado en primera persona, por el propio Sebastián, hijo de un fotógrafo, un "viejo comunista" como le llama cariñosamente la bella canción que hace de tema principal del documental, compuesta e interpretada por Marío García, del grupo Mecánica Popular. Sebastián va a la búsqueda, desde el hoy, de la ciudad que conoció a través de las fotografías que sacó su padre de la pobreza en las poblaciones, las manifestaciones de las compañeras de detenidos desaparecidos, los movimientos estudiantiles, las intervenciones policiales de los años setenta y ochenta. En ese periplo, abierto cada vez a través de alguna fotografía, entrevista a los distintos fotògrafos que arriesgaron el pellejo a través de un oficio autoasumido como parte cada vez más importante de la resistencia.

Conocemos así sus historias personales, sus estrategias de trabajo, de protección mutua, de relación con los pacos ante, durante y después de cada jornada de protesta. De cómo participaron, por ejemplo, en el rescate de las fotografías de cada uno de los 1193 detenidos desaparecidos, de quienes solo se tenían unas 600 fotos. En una escena muy conmovedora, se muestra cómo uno de los fotógrafos investiga los antecedentes de un compañero detenido desaparecido y va en vehículo hasta una localidad muy humilde donde vive su familia. Habla con la dueña de casa, quien coincide ser la viuda, y le solicita una foto de su marido. Ella le cuenta que solo hay dos fotos donde él aparece, y que en las dos es junto a ella, si acaso sirve esa foto. El le pedí con extrema ternura si puede buscar esa foto, y ella sale corriendo, apurada a rescatarla, pues el registro fotográfico es una forma de prolongación de la existencia! Y ahí llega ella con su fotito, en la que aparece decenas de años más joven con su marido hoy detenido desaparecido. El saca su cámara, dispara, y gracias a este rescate pudimos conocer la vida de un detenido desaparecido, que no solo son un nombre junto a una fecha, sino que iban a la playa, jugaban a la pelota, se casaban. Toda esa vida nos entra a través de la fotografía.

El documental recorre los distintos momentos de experiencia de los fotógrafos y fotógrafas hasta la caída de la dictadura, y lo interesante es que conocemos sus propios relatos, y a través de ellos la subjetividad de estas personas. Y uno se da cuenta lo relevante que fueron.

Recomiendo mucho ver este documental. Es bueno en muchísimos sentidos. No cae en maniqueismos de buenos y malos, no está en el código de la épica heroica que tiende a sobrevalorar y silenciar mucho, sino que resulta muy cercano, de personas comunes y corrientes que se atrevieron, se comprometieron y desarrollaron un ciclo de vida muy intenso. Concluye con un muy hermoso homenaje al joven fotógrafo eterno Rodrigo Rojas de Negri, las reflexiones que provocaron en sus colegas su trágico asesinato, que muestran la fragilidad de la vida en los ochetna, que vuelve aún más relevante la decisión de estas personas para dedicarse a un oficio lleno de riesgos.

Bien Sebatián Moreno y equipo! Vamos las nuevas generaciones haciendo memoria, nuestra memoria, con nuevos formatos, puntos de vista, asumiendo creativamente lo que hemos sido, somos y podemos llegar a ser.

Manuel.
---

La Ciudad de los Fotógrafos se encuentra actualmente en cartelera en el Cine Arte Alameda (Alameda 139).
Viernes 16, Sábado 17 y Domingo 18 a las 17:00 hrs. A partir del Lunes 19 a las 17:00 hrs. y a las 21:00 hrs.

4 comentarios:

Colombita ensoñada dijo...

A mi tambien me gusto mucho el docu de Sebastian Moreno, lo encontre emocionante, real y ademas que siempre es bueno homenajear a personajes que estuvieron en las calles marcando testimonio de momentos tan importantes de nuestro pais.

Cancerbero dijo...

¿Podremos ver alguna vez un documental que muestre los abusos de la Unidad Popular, las colas para conseguir comida, la violencia de las tomas ilegales de fundos, la violencia callejera contra las mujeres que protestaban en las calles con sus cacerolas, el MIR, el whiski y las peliculas porno que coleccionaba Allende en El Cañaveral, los arsenales de armas para los terroristas de izquierda, etc?
Me temo que no hay documentales al respecto.
Por eso, no se le puede creer a los documentalistas que transforman su arte en mera propaganda, casi al estilo stalinista. Si son tan unilaterales y poco objetivos, ¿quién les podra creer?

Carla Peñaloza Palma dijo...

Cancerbero:Te recomiendo que leas el libro blanco, obra aparecida muy pocos días después del golpe militar, de manera anónima. Allí cuentan todas esas cosas que deseas leer y otras muchas más que tu imaginación y la de loa autores desearon. Por ejemplo aparece la existencia de un tal plan Zeta. Lo único malo es que hace pocos años, Gonzalo Vial, quien se dice historiador, fue ministro de educación de la dictadura (confiable no?) y luego comisionado Rettig, confesó que el autor de dicho libro era él, y que no tenía absolutamente ninguna prueba que comprobara lo que el decía, que era información que le dieron los militares, los que le encargaron ese libro. Así que como novela, tal vez...aunque ni eso. Por cierto, Vial no es ninguna renegado, sigue manteniendo sus mismas posturas. Entiendo que trabaja en la Finis Terrae, así que cualquier duda puedes preguntarle directamente a él. Eso si, dicen que no le gust mucho referirse al tema.

Manuel Guerrero dijo...

Cancerbero,
la memoria es un lugar de disputas por el sentido. No es neutro, tiene que ver con las experiencias humanas, con el sentido que les damos desde nuestras propias historias, siempre desde un ángulo de la vida, desde una perspectiva determinada.
Si visitas la página de la Fundación Jaime Guzmán o Fundación Pinochet podrás ver otras memorias, otras perspectivas de sentido respecto de nuestro pasado.
Si tanto te interesa esa perspectiva, que por lo demás fue la dominante en 17 años de dictadura a través de la prensa y los textos escolares, adelante, junta fondos y escribe tu propio documental y busca las eviencias históricas de las cosas que dices (que a mi me suenan a fantasía, pero ahí tú).
Si lo haces, será sin duda un aporte a las batallas por la memoria. No estaremos de acuerdo, pero ello no impide que recojas tu propia experiencia y la muestres al público para ver qué tipo de recepción tiene.
Manuel.