13 diciembre 2011

Aniversario muerte Pinochet: Adiós General

Sin gestos de arrepentimiento, de confesión, perdón o disculpas te encontraste finalmente con tu lado miserablemente humano. A pesar de todo el poder acumulado, de la riqueza ostentada y de la prepotencia ejercida hoy estás ahí reducido a la nada. Tu muerte nos muestra lo trivialmente humano que eras, y esta verdad duele reconocerla cuando todo lo que hiciste fue negar tal condición a los demás.

Entraste a nuestra infancia cegando la existencia de nuestros padres; marcaste nuestro miedo al otro torturándonos; destrozaste cualquier noción de hogar allanándonos; provocaste la confusión en la construcción de nuestras identidades exiliándonos; interrumpiste una y otra vez nuestra formación expulsándonos de liceos y universidades; maniataste nuestros medios de expresión censurándonos; hiciste desaparecer la bohemia nocturna envíandonos a dormir con toques de queda… Ojalá hubieses sido una máquina o un animal para aceptar más fácilmente que en el espacio corto de una trayectoria de vida se puede provocar tanto mal.

Y ahora que estás próximo a convertirte en polvo y tierra, no puedo dejar de pensar en la risa del Checho Weibel antes de ser desaparecido; en los conciertos de piano de la Pachi Santibáñez antes que tus secuaces le pegaran un balazo en la cabeza; en la sencillez valiente de los hermanos Vergara y tantos pobladores a quienes reprimiste sin misericordia; en la cámara fotográfica comprometida de Rodrigo Rojas cubriendo nuestras marchas de secundarios; en las reuniones clandestinas donde papá, antes de aparecer degollado, nos alentaba a que nos organizáramos y autoeducáramos más sin por ello dejar jamás de amar y vivir la vida intensamente.

Porque a pesar de tu fascismo sistemático quienes tuvimos la fortuna de sumarnos a la lucha por la libertad y la dignidad salimos sencillamente menos dañados de tu regimen de terror, más querendones y fuertes. ¿Te debe resultar paradójico, no? El exilio nos hizo desear más nuestra patria y reinventar nuestra chilenidad desde una concepción internacionalista de la justicia social y los derechos humanos; las desapariciones y torturas generaron mayor conciencia de la fragilidad de lo individual lo que llevó a organizarnos mejor y formar redes locales, regionales, nacionales y continentales. ¿Recuerdas que se te ocurrió prohibir interpretar música con instrumentos andinos, o publicar fotografías en los medios como Apsi, Análisis, Cauce y Fortín Mapocho, los que salían a la calle con recuadros en blanco? ¿Alguna vez creíste seriamente que esas medidas absurdas detendrían las ansias de verdad y justicia de todo un pueblo? ¿Cuando, por orden de los servicios secretos que tú dirigías, secuestraste a papá en 1976 realmente pensaste que nos quedaríamos tranquilos y que él, una vez libre, no denunciaría por todo el mundo las infamias que cometías contra tus propios compatriotas? ¿Acaso consideraste que asesinando a Victor Jara su canto nuevo dejaría de crear conciencia social? ¿Que eliminando al Presidente Salvador Allende no se volverían a abrir las anchas alamedas?

Quizá en los últimos estertores de tu infame existencia autocentrada pensaste en el perdón. No en el perdón que jamás nació de ti, sino en el que, de tanto en tanto, se nos solicita que te otorguemos. Y a no dudar, ahora que has muerto, ante nuestros ojos se abrirá una gran escena del perdón de muchos de tus compinches, una enorme teatralización del arrepentimiento. Cuánto de ello será auténtico, y no un simulacro calculado, un ritual automático o una caricatura, el país sabrá sopesarlo. Pero los crímenes contra la humanidad son imperdonables, pues abusaste de tu propia humanidad matando lo más sagrado de lo viviente, lo divino en el hombre, asesinando a Dios hecho hombre o al hombre hecho Dios por Dios. No habrá ecología de la memoria alguna, ni escena de redención, reconciliación o esfuerzos de normalización del país que puedan provocar tu salvación o absolución. A pesar de tu propia amnistía ya estás condenado por siempre al castigo mayor al que jamás un ser humano podrá ser sometido tras de tí: ser Augusto Pinochet. Adiós General, que disfrutes del infierno.

Manuel Guerrero Antequera [10.12.06]

61 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Amigo. No sentí verguenza de alegrarme hoy.

Carolonline dijo...

Casi me infarté con la noticia,sin embargo soy testigo de esta muerte asi como de muchos inocentes que murieron en la garras de este asesino y sus secuaces,no obstante,a hora está en manos del poder judicial chileno evitar que reine la impunidad en el país llevando ante los tribunales a todos los responsables de las violaciones de derechos humanos durante el régimen de este paria. Es la lucha de la esperanza contra toda desesperanza.
Gracias a ti Manel, por compartir tus escritos, tus sentimientos en este blog. Un abrazo te envio más que nunca lleno de amor y de paz en el corazón. Te estima una niña vieja.

Pilar Constanzo dijo...

tengo sentimientos encontrados por una parte inmensamente feliz que ya no sigue respirando el aire puro que no le pertenecía y que ensuciaba con su precencia, y por otra parte lamentar que se fue impune, disfrutando de arresto con privilegios..., reflejar parte de la tirania es poco para todo el mal que ocasionó, y que verguenza por todos sus adherentes que viendo lo sucecido siguen ciegos ante tanta infamia..., desde lo más profundo deseo que no descanse en paz y que goce en el infierno.

Manuel gracias excelente tu blogs y un gran abrazo.

Anónimo dijo...

Estimado Manuel:

Vaya un abrazo para ti y toda tu famila también. En este dia no puedo olvidar a tu viejo y su sonrisa compartiendo un cafe en mi casa mientras organizábamos la resistencia y soñábamos con el fin de la dictadura.

Gracias por tu artículo que, por cierto, comparto plenamente.

Un abrazo solidario

Tito

Anónimo dijo...

Querido Manuel,
Ahora, hijo querido, porque eres hijo de todas las madres de Chile, y
también mío, nos queda reconocer la derrota a manos de quienes,
traicionando a su pueblo y a espaldas de él, nos han hecho tanto o más
daño en el alma que el dictador...
... y luego de llorar por la traición, tener el coraje de secarnos las
lágrimas y darles, definitivamente, la espalda a quienes transaron el
sacrifico de tantos y de tantas, viejos y jóvenes, en una oficina o en
un restaurante, quedándose, primero, con los dineros de la solidaridad
internacional y luego, con la esperanza del pueblo de Chile, que creyó que con ellos se retomaba un camino de luz y fraternidad.
Por que es cosa de ver lo que había el 88 y lo que tenemos ahora: en
las riquezas básicas en general y en el cobre en especial, en el agua,
en la electricidad, hasta en el paisaje urbano, en la educación, en la
salud, en las ansias de poder, en la corrupción, en la distribución
del ingreso, la violencia familiar, la drogadicción, estas últimas
espejo fiel del estado de desencanto al que hemos caído, no entonces,
en que teníamos la esperanza, sino ahora...
La tarea es dura, hay que repensarlo todo...
Un abrazo,
Juanita

Anónimo dijo...

Manuel, un gran abrazo para ti y para todos los que estan y los que siguen estando por siempre en nuestra memoria, hay un dejo amargo a pesar de la noticia, pero mi consuelo es que , mis generaciones futuras si sabran de este cobarde general. un beso , elia

Anónimo dijo...

QUERIDO MANUEL

ME HE DELEITADO CON TUS CRONICAS, ME HE EMOCIONADO CON TUS INFORMES, ME HE INSTRUIDO CON TODO EL MATERIAL QUE ME HAS MANDADO.
HOY, UN DIA HISTORICO PARA ARGENTINA, YA QUE HACE 23 AÑOS HEMOS RECUPERADO LA DEMOCRACIA, DESPUES DE CRUENTOS Y OSCUROS AÑOS DE DICTADURA MILITAR,HEMOS RECIBIDO LA NOTICIA DE LA MUERTE DEL MAS CRUEL ASESINO DE LOS ULTIMOS TIEMPOS, ESTO SOLO ME PERMITE UNA REFLEXION SERA JUSTICIA!!!!!!
Y COMO DIJO EL COMPAÑERO SILVIO RODRIGUEZYo Pisaré las calles nuevamente


Yo pisaré las calles nuevamente,
de lo que fue Santiago ensangrentada,
y en una hermosa plaza liberada,
me detendré a llorar por los ausentes.

Yo vendré del desierto calcinante
y saldré de los bosques y los lagos
y evocaré en un cerro de Santiago
a mis hermanos que murieron ante él.

Y unido al que hizo mucho y poco,
al que quiere la patria liberada,
dispararé las primeras balas,
más temprano que tarde sin reposo,
retornaran los libros, las canciones,
que quemaron las manos asesinas.
renacerá mi pueblo de su ruina,
y pagarán su culpa los traidores.

Un niño jugará en una alameda
y cantará con sus amigos nuevos,
y ese canto será el canto del suelo,
a una vida cegada en La Moneda.

Yo pisaré las calles nuevamente,
de lo que fue Santiago ensangrentada,
y en una hermosa plaza liberada,
me detendré a llorar por los ausentes.

VIVA CHILE CARAJO!!!!!!!

UN ABRAZO. LILIANA.

Anónimo dijo...

otro abrazo grande y sentido manuel. tus escritos, iluminan. claudia

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Te envio este escrito de un amigo de un amigo

Ha muerto pinochet (habia puesto "el perro", pero ellos si tienen dignidad), la más seguro que la rabia lo sobreviva.
Que mi rabia lo sobrevivirá:
La rabia de saber que muere de viejo.
La rabia de saber que será enterrado como ex – presidente y no como asesino y delincuente.
La rabia de saber que tendrá los honores oficiales, por parte del gobierno de Bachelet.
La rabia de saber que la justicia chilena jamas hizo justicia.
La rabia de saber que su gran obra, la implantación del neoliberalismo chile, lo sobrevive.
La rabia de saber que los políticos (de todos los colores) siempre lo reverenciaron.
La rabia de saber que los suyos se alegran que se muera, para ocultar lo que todos sabemos:
Que fue asesino de niños, mujeres y ancianos,
Que fue un dictador cobarde y oportunista,
Que fue un ladrón y estafador,
Que fue un militar sin honor.
La rabia de saber que muere y que la iglesia lo bendecirá
La rabia de saber que murió y nunca tuvo un mínimo de dignidad de hombre.
La rabia de que la muerte no mata la rabia.
La rabia de alegrarme que haya muerto.
La rabia de que un tirano me haya generado tanta rabia.
La rabia de quedarme sin perdon sin olvido.....



- Francisco Javier Román Verdugo -

"Basta
un chispa de fuego para que todo arda
o una
gota de agua para que todo germine"

Anónimo dijo...

Muy buena, muy buena escritura
Lo que más me duele es la impunidad con la que murió.

Gracias por lo escrito
Raúl

Anónimo dijo...

Grasias Manuel por tu valinte esposicíon del Adios al Criminal. Conbocada por mi la tierra entera que cabe, lo verás, en mi soneto, dará el dictámen de la primavera, frente a frente, mirando tu esqueleto, para que nunca más madre ninguna se desangre en la tierra arrasada cargando al sol, bajo la triste luna, un niño que levanto como espada frente al cuello de Pinochet camarada. Por los disparos de la libertad! Esta no fue tu paz, Pinochet sangriento! Pinochet sanguinoliento! Presidente: ES TU MEDALLA DE REMORDIMIENTO! Es la paz de este pueblo inocente que tu entregaste al fuego y al tormento! Es de Chile la paz desfigurada por tus asesinos y tus familiares Es la paz de una tierra desangrada y que ha llenado al mundo de laureles brotados de la sangre derramada: es la victoria de un pueblo dessangrado.
Anatolio

Anónimo dijo...

buenos dias:
aunque en lo personal no te conosco, quiero expresar mi admiración hacia tu padre y hacia vuestra familia, comparto en la forma y en el fondo lo que escribes, tenia 17 años cuando esto comenzo y hoy puedo descansar aunque los tribunales no lo juzgaron sera la historia y la conciencia de este pueblo que lo haga y la generaciones futuras ( sin perdon ni olvido), soy uno de mas de las generacion perdida que no tuvo una oportunidad, disgregado, prejuiciado, perseguido, olvidado solo por pensar y sentir diferente, tengo dos alegrias hoy, el dia que gano el no y la muerte de un dictador, hoy cruce frente a la moneda y no queda nada de su legado fisico inclusive la antorcha de la deshonra tampoco esta, el aire se respira mucho mas libre e inclusive esta semana termino mi primer año de universidad, solo decirte que nunca estarde para comenzar de nuevo, para levantar la vista y mirar el destino de frente recordando a los que nos legaron esta responsabilidad de continuar la lucha por la libertad del pueblo.
Un saludo fraternal y cordial
Hugo

ferfra dijo...

MURIO EL TRAIDOR, ASESINO, COBARDE Y LADRON…
.
.
La escoria vuelve al lugar de donde nunca debió salir, este vil personaje deja una estela de cadáveres y un país mancillado con la sangre de sus propios hijos asesinados, este oscuro individuo hundió por la eternidad nuestra patria en la Vergüenza y en el Deshonor, la historia y las generaciones futuras lo conocerán como lo que fue, junto a la camarilla que lo acompaño en el oprobio, la ignominia, la afrenta, la deshonra, la indecencia general: militares, carabineros, civiles ( políticos, comerciantes, camioneros, académicos, religiosos, faranduleros, etc.) que se unieron para traicionar y expoliar a nuestra patria.
Estos participaron activamente en los preparativos políticos y diplomáticos del Ataque militar, de la Traición y de la Expoliación a que fue sometido Chile y el pueblo chileno y que concluyó con 17 años de Dictadura, 1197 desaparecidos, 3200 muertos y con el saqueo y la apropiación del patrimonio y de las riquezas de nuestra patria.
Los militares y carabineros de Chile participaron en el esfuerzo de guerra contra el pueblo chileno, sin que se cursara la correspondiente declaración de guerra que ordena el artículo 63.3 de la Constitución Chilena.
.
Traidor, la Rae dice: “es aquel que comete una falta quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener”.
El artículo 588 del Código Penal chileno señala que “incurrirán en la pena de prisión de quince a veinte años los miembros del gobierno que, sin cumplir con lo dispuesto en la Constitución, declararan la guerra o firmaran la paz”.
.
El artículo 590 del Código Penal chileno señala que “el que, con actos ilegales o que no estén debidamente autorizados, provocare o diere motivo a una declaración de guerra contra Chile por parte de otra potencia, o expusiere a los chilenos a experimentar vejaciones o represalias en sus personas o en sus bienes, será castigado con la pena de prisión de ocho a quince años si es autoridad o funcionario y de cuatro a ocho si no lo es”, y que inmediatamente después establece que “si la guerra no llegara a declararse ni a tener efecto, las vejaciones o represalias, se impondrá respectivamente la pena inmediata inferior”.
.
Murió Augusto Pinochet Ugarte: “En un espíritu corrompido no cabe el honor”. Tácito
.
La muerte de un fascista, traidor, cobarde, asesino y ladrón, no termina con el fascismo…“La Lucha continua”…Para lograr el desarrollo económico y social.
Debemos tener la certeza de que venceremos en la lucha entablada para alcanzar los objetivos para crear un mundo distinto, diferente, una nueva visión de la vida, un mundo de igualdad, un mundo comprometido con la vida, con la construcción del hombre nuevo. “El Futuro es Nuestro”.
.
“La confianza ha de darnos la paz. No basta la buena fe, es preciso mostrarla, porque los hombres siempre ven y pocas veces piensan” Simon Bolivar.
.
.
Fernando Morales Escobar femoes@gmail.com 10/12/2006

Pacita dijo...

Manuel como siempre vamos de la mano .....

Anónimo dijo...

Gracias Manuel por tus reflexiones y sobre todo por tu ejemplo.
Me gustas como escribes, comparto tu pensamiento y la verdad quisiera que algo de lo que tú transmites sea internalizado por nosotros.
Que tu familia y la memoria de tu padre, tengan la paz necesaria para para no olvidar y darnos la cuota de memporia que necesitamos.

Para que nunca mas, para no olvidar, con afecto Pamela

Natalia Flores González dijo...

Y yo que no creía.....hay que tener cuidado con los deseos que se piden al soplar las velas...

Frente a la torta de este año, en Mendoza a donde fui a pasar mi cumpleaños, pensé en 2 cosas (ke no debo decirlas xke aún no se cumplen) y casi en forma automática, casi como pliego de peticiones de los ochenta, dije el clásico "ha..y ke se muera Pinochet".....casi no pude creerlo cuando el domingo 10 de dic en el Paso Los Libertadores esperando transitar la Aduana, haciéndome la guapa y tratando de meter conversa me acerké a un tipo de investigaciones para preguntarle ke había de nuevo en Chile.....y su respuesta me dejó en blanco......

Mientras caminaba hacía el bus la frasecita me daba vueltas......y miles de imágenes y vivencias se me vinieron a la cabeza.....recordando a Manuel y su sonrisa que no pudieron degollar, a mi padre sentado frente a su terapeuta tratando de exorcizar el fantasma de su torturador que aún a sus 60 años lo sigue acosando, a mi hermano, a mi primos/as, amigos/as y a mi misma y nuestra infancia arrancada de cuajo, a tantos y a tantas, con nombres lustrosos y a aquellos/as que en forma silenciosa se resistieron y dijeron NO, pero sobre se me quedó rondando la mirada de a una compañera socialista de 70 años que conocí en al interior de Temuco hace 3 semanas y ante mi pregunta impertinente de que le había pasado en la dictadura sólo me contestó.."No me gustó la dictadura, no me gustó Pinochet por que en ese tiempo mis hijos pasaron hambre, al mayor le dieron un palo en la cabeza por no querer hacer le servicio militar y como lo iba a hacer si a mi marido le metieron una bala en su espalda y yo...yo no sé ke me pasó, simplemente deje de existir"

Los/as pensé y los/as volví a pensar......tratando de que todo sus corajes nos envuelvieran, por que presentí de inmediato que la pelea contra la desmemoria será más dura aún, por que ante la muerte del referente visible la peste del insomnio y el olvido caerá más epidémica......por que la frase del ni perdón ni olvido cobra nueva vigencia....

Subí al bus, y abrasé fuertemente a mi madre, y bajito le fui dando las gracias por traspasarme su compromiso, por su tenacidad y valentía, por ser enlace en plena dictadura, por hacer de su casa lugar de seguridad aún cuando toda la familia estaba en contra, por haberse ido del Colegio de Profesores en los ochenta y hacerse dirigenta de la AGECH, por ser comunista, por ser mina brava y luchadora, por permitirme en un momento tener la libertad de elegir mi militancia partidaria y por sobre todo respetarla...........y cuando me preguntó por que lloraba sonriendo y por que tantas gracias, le dije casi en un susurro "Murió Pinochet, los deseos de cumpleaños si se cumplen"

Y aún que no me crean al llegar a Santiago tuve la convicción de que sin el dictador mi ciudad se ve más bonita........

Anónimo dijo...

Saludos en este dia en que hay un gusano menos en nuestro pueblo.
Pena por no haberlo visto tras las rejas, pagando por sus asesinatos, alegria
por la muerte del TIRANO.
Queda su familia que no tendran paz, mientras queden presos politicos, mientras todavia queden tantos desaparecidos, mientras los robos y los crimenes no los paguen con carcel no nos quedaremos con los brazos cruzados.
Compañeros, debemos reflexionar la tarea que hay en adelante, murio pinochet pero no sus crimenes, hay mucho por hacer.
La muerte del dictador no soluciona nada, la derecha por fin se lo saco de encima, a todos les estorbaba AHORA, nosotros somos los que seguiremos hueveando para hacer justicia.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ HASTA LA VICTORIA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Yvonne.

Anónimo dijo...

Muchas gracias Manuel. Te pasaste. Muy bonita tu columna. Estamos en contacto. Saludos,

Verónica.

Anónimo dijo...

Querido Manuel:

Nunca creí en las lágrimas de alegria..........hasta ayer

Un fraternal abrazo y un cariñoso beso a tu familia
Raúl

Anónimo dijo...

Publicado en http://maximokinast.blogia.com
Gracias
Maximo

Anónimo dijo...

Estimado Manuel. Tu artículo debió llamarse: "Chile tiró la cadena".
Un abrazo
Hernán

Anónimo dijo...

Hola, Manuel

No sabes como me ha conmovido lo que escribistes, me hizo recordar toda la atrocidad que vivimos, estoy afónica tanto celebrar, la única pena es que murió sin ser condenado. Pero estoy cada vez más firme junto a mi partido, el partido de tú padre, tú correo lo he reenviado a mis amigos y compañeros.

Un abrazo, Isabel

Anónimo dijo...

Sentimientos encontrados... porque aunque siento más limpio y liviano el día soy partidaria en afirmar que quedamos con una deuda perpetuada en el tiempo: no haberlo sentenciado de hecho en vida. Una pena histórica prensada en nuestra ingenuidad o dejadez o activo compromiso. Una reflexión que alecciona para auto observarnos con unos inevitables nuevos ojos en este presente... eso espero… No darnos por desentendidos, no temer en enfrentar lo que infaliblemente vemos, responsables y consecuentes de nuestra mirada al futuro.

Con todo mi afecto,
Valentina.

Anónimo dijo...

Estimado Manuel:
Gracias por compartir tu escrito y tu dedicatoria. Son muchas las rabias, amarguras que se viven frente a otra vil injusticia impuesta y obligada. No sólo la ira embarga si no pesa en nuestros hombros, cuerpo y mente la descarada impunidad de nuestro país.
Te pido un minuto para que leas el adjunto, atte., María Luisa

Anónimo dijo...

EstimadoCompañero,

gracias por tu envío. Ayervivimos todosmomentos de emotivo recuerdo hacia nuestrasy nuestros, compañeros caídos...

Al fin se fue el tirano, ese asesino, ladrón y fomentador del narco-tráfico!

El recuerdo de tan valiosos compañeros,como fué tu padre, no se borrará nunca,y su lucha es y serásiempre la nuestra!

Lavivirán y podrán participar en ella, todos ustedes, nuestros hijos y nuestros nietos !

Raúl

Anónimo dijo...

Querido Manuel:
Otro fuerte abrazo para ti y, una vez más gracias por tu claridad y tus palabras que, sé, nacen del dolor. Pero como tú muy bien dices, Manuel, tu padre, está en nuestros corazones, Miguel

A.Ocampo dijo...

Profe -en la Contigencia-,

Me descolocó la celebración en plaza italia, aunque con mi familia celebramos tomando vino y con sonrisas enormes. Pero siento que está muy ausente el resquemor, la desazón, la desesperanza e incopetencia de nuestro sistema judicial que lo envió a la muerte sin haberlo procesado, sin haberlo reconocido como asesino, sin abrirle su boca criptica y sin haber dignificado a tantas personas que conosco.

Como dijo alguien en la TV: se fue debiendo. Y nosotros seguimos debiendo los nombres de los 119 rostros fotocopiados y los NN. Muy a pesar de los entrevistados de Radio Sintonía -que trataron a los bailarines de la Alameda como "Chilenos Mal Nacidos"-, tenemos que pagar este crédito de la Historia que no gastamos, para entregarnos un pais vivible.

Lo más triste de esto es el Chile con el que vengo abriendo los ojos. Un pais de pasto seco y tierra resquebrajada en pleno verano ideológico.

Me entristece ver a tanto niño y vieja gritandole himnos al Dictador y a otros destrozando la ciudad. Me molesta tanto pensar que esta es mi generación y su herencia. Por lo pronto me hago cargo de un cartel que decía: "Yo no te dejaré en Paz".

De más está decir que todo material de este blog va directo a mis citas. Saludos Grandes.

Colibrí dijo...

sin duda que ha de existir un "Dios de la Basura" que protege a sus hijos-basura.

de otra manera no me explico cómo pudo salir libre de todo lo que hizo y que ahora sea enterrado en un cementerio y no en el tiradero municipal de la basura.

parece que la historia no nos ha enseñado nada. y que hay que seguir pendientes de algun otro dictador disfrazado que pueda aparecer, para correr. porque existe el dios de la basura que los protege.


el que haya muerto el dia de la declaracion de los derechos humanos debe verse como un gran regalo

Anónimo dijo...

ESTIMADO MANUEL UN SALUDO AFECTUOSO DESDE LA LEJANIA GRIEGA,ATENAS...QUE VIVA CHILE...SIN PINOCHET...LA MUERTE SE LO LLEVO.AL INFIERNO SEGURO...YA LLEGARA LA TAN ANHELADA JUSTICIA..YA LLEGARA..SALUDOS JAIME

Anónimo dijo...

Estimado Manuel, un abrazo fuerte, Atila también muere. Ofelia

Anónimo dijo...

Yo lo viví como día de un cierta alegría calmada pero no de euforia, pues aún quedan tareas pendientes. Se murió, sí, se murió. Pero dejó sin respuestas a tantos y tantas miles. La mejor celebración probablemente sea mantenerlos y mantenerlas en la memoria.

Anónimo dijo...

Hola Manuel, yo lo viví como día de un cierta alegría calmada pero no de euforia, pues aún quedan tareas pendientes. Se murió, sí, se murió. Pero dejó sin respuestas a tantos y tantas miles. La mejor celebración probablemente sea mantenerlos y mantenerlas en la memoria.

Anónimo dijo...

LA DESVERGÜENZA DE LOS PINOCHETISTAS

Desde un tibio deambular de adherentes, al momento de conocerse el agravamiento de su estado, hasta las interminables filas de personas que el “decano” de la prensa nacional calculó en sesenta mil, la muerte de Pinochet inundó la escena nacional por más de siete días. Nadie se salvó, ni siquiera sus más enconados opositores, menos sus víctimas, que revivieron sus tormentos o sus pérdidas restregados por los miles de llorosos (en su mayoría mujeres) y también por los que celebraban.

Imaginé que irían menos a lamentarse. Me equivoqué. Nuevamente la realidad de Chile, provincia en la cual unas pocas familias viven a costa del resto de los habitantes y para las cuales no sirven las mismas reglas del juego ni las mismas instituciones, me golpeó en la cara.

En los últimos años, particularmente después de conocerse lo de sus “ahorros” del Riggs, muchos pinochetistas evitaron la cercanía, hubo incluso quienes declararon sentir vergüenza de haberlo defendido y de haber sido sus admiradores. El domingo 10 de diciembre, en la tarde, eran pocos todavía los que salieron a mostrar pena por su muerte. Sólo más tarde se soltaron y perdieron la vergüenza: como algunas familias tradicionales, que absuelven al familiar ladrón o al borracho cuando este muere, los pinochetistas le perdonaron también todo al tirano. Además de agradecer sus crímenes y su estilo autoritario —siguen sintiéndose deudores de que los haya librado de la dictadura marxista, de que sus hijos no hayan sido llevados a Cuba o de que no tuviera éxito el siniestro Plan Z—, le perdonan haberse echado al bolsillo la plata que ellos echaron de menos durante todos estos años, incluso para la cacareada “reconstrucción nacional” que nunca se llevó a cabo.

Los pinochetistas, además de celebrar que haya hecho añicos a algunos miles de “mal nacidos” (como le gusta llamarlos la derecha), le perdonaron su inmoralidad y su rapiña con fondos públicos, olvidaron que él y su numerosa y ociosa familia— han evadido impuestos y falsificado documentos públicos. En el momento de su funeral, todos los muertos son buenos.

Preocupante síntoma de descomposición moral. Al igual que con otros caudillos del vapuleado Tercer Mundo, se les homenajea por su ruindad, se les recuerda por méritos dudosos y se olvidan sus crímenes y sus latrocinios. Los recientes actos de corrupción que se investigan en el ejecutivo no sirven para pedir un empate: la inmoralidad e ilegitimidad de los actos es la misma, provenga de donde provenga. Pero causa alarma que estemos dispuestos a lavar imágenes a la primera de cambio, por la muerte de algunos de los implicados. La salud colectiva, nuestra proyección como Nación, nos obliga a ser rigurosos al momento de juzgar crímenes e inmoralidades, aunque el muerto sea un hinchado anciano, vestido con sus galas y despedido por compañeros de armas, miembros de las más empingorotadas y rancias familias chilenas.

Álvaro Quezada Sepúlveda

Anónimo dijo...

http://www.plazadelasletras.cl/modules.php?name=News&file=article&sid=449

LO publique porque es Formidable .un Gran Abrazo del Alma.
Marcelo.

Anónimo dijo...

Don Manuel he leido con gran sorpresa, orgullo y alegria su acertado comentario que ha enviado a la red. Grande fue mi emocion al leer en su aporte el nombre de una persona que significa mucho para mi " Mi Negro " Checho detenido desaparecido, nadie hasta el momento lo habia nombrado. El es mi hermano de niñez de crianza pobre, humilde pero llena de cariño y recuerdo inolvidables. No existian con el lazos sanguineos, pero estos no fueron necesarios para ser nuestras familias una sola. ! Que recuerdos ! su hija Libertad. sus padres, mis viejos queridos . sus hermanos que tambien fueron los mios.
Yo se Don Manuel que Ud tambien es parte de esa familia, en nombre de los mios le doy las gracias por recordar a " Checho" que donde quiera que este, hoy estara feliz de saber de sus palabras.
Hasta siempre y gracias.-
Rosy.-

Anónimo dijo...

La cultura de nuestra dictadura
La obra de Pinochet no se debilitará con su muerte, por el contrario, el rito de su deceso viene a entregarle autonomía a la institución de la violencia que encarnó y que le permitió mantenerse con poder. Así, el paso de estas horas reivindica su poderosa condición gracias a un silencio que oculta cómo se sostiene el modelo económico y la democracia, y fortalece las “razones de Estado” que aseguran el privilegio de algunos en el disfrute de la obra de Pinochet y de muchos que sólo participan en las urnas de las cajas de las casas comerciales con sus tarjetas de crédito. Endeudándose, al menos dos vidas, para rozar la integración prometida y vender su historia de movilidad en la escala social.
Esta sociedad resulta, en gran medida, de la violencia que inspiró la articulación de las distintas figuras jurídicas que creo Pinochet, su Junta Militar y la sociedad civil que abraza su féretro. Su dinámica no sólo se comprende por las jerarquías de los estratos económicos que hoy distinguen a los “Rotos” de los “Pepe Pato”, a los “Flaites” de los “Cuicos”, a los “Cabecitas negras” de los “Cabecitas blancas”; sino que hoy, luego de fallecer el Capitán General, es más relevante la forma que cada chileno tiene para estar en el mundo.
Unos, como parte de la obra del libertador que con jubilo celebran cada vez que los resultados del crecimiento económico se mantienen rentando, ya que es la clara señal que manda ese oráculo que refunda una y mil veces Chile.
Otros, graduados según las estrategias que usan para sortear el miedo colectivo a través de sus simulacros.
El primero de ellos, cumplir el papel de seres apolítico y guardarse el parlamento del desarrollo junto a los juguetes de la primera infancia. El segundo, siempre estar tras el overol del ejecutivo que sabe que se le paga mal, que come mal, que su vida familiar es ya casi inexistente pero que, siguiendo lo que le ofrece el éxito de la competencia, asume que es mejor este tipo de participación que otra que no se atreve a conocer. El tercero, refugiándose en la inexplicable situación geográfica que permite concluir -como si estuviesen en un rasca-cielo-, que alguien se equivocó con el reparto de las residencias y les tocó ser parte de un barrio de países pobres y caóticos.
La naturalización de estos simulacros va extinguiendo los aspectos bondadosos, solidarios y justos de esos otros chilenos, y hoy no pueden dejarse de lado porque ocultarían el Pinochet que hay en ellos. El cual muestra su sable cada vez que se anhela la distribución de las riquezas; aparece su boina siempre que se pide permiso para votar la constitución del 80’; el reflejo de sus botas da en los ojos cada vez que urge que los poderosos den cuenta de sus actos; su mirada amenazante queda clavada siempre que se exige mar para Bolivia y paz en nuestro barrio; o cuando su voz limita la ayuda a la gente para que haga lo que sueña ser y no desvíen esas fuerza alzando una soga donde realizan sus suicidios en plena juventud.
Pero esta naturalización no sólo es pura inhibición, es ella también sentido de acción cuando inspira los golpes de estado que el chileno le hace a sus vecinos, colegas de trabajo o personas cualquiera que las reconoce, desde la envidia, como más felices. Este Pinochet recuerda que hay que sentir conformidad por las desgracias ajenas, esos son los efectos colaterales del modelo de crecimiento económico, él dirá. Motiva a cruzar la vereda cuando los trabajadores demandan condiciones de trabajo o volver a su poderoso silencio cuando el recurso público está en bolsillos privados; y a mantener todo como está porque si tú estás bien, entonces, todo está bien.
Este es el Pinochet más peligroso y no sólo porque valora el uso de todos los medios para obtener el fin que se busca, no importando si al paso deja más de tres mil personas muertas y desaparecidas y otras, muchas más, que nunca sabrán donde están sus padres o madres, hijos, nietas, vecinos, amigas. Sino porque es muy difícil ver en el horizonte de nuestro pueblo una forma de vida colectiva distinta a la cual él nos enseñó y acostumbró. “El torturado termina amando a su torturador”. Así reza una de las conclusiones de los que atienden a las víctimas del Terrorismo de Estado.
El rito mortuorio de Pinochet, por consumación, funciona como procesos de institucionalización de la violencia social que da sentido a nuestras miserias cotidianas. Es lo que nos permite dormir al calor de la carne quemada por cigarrillos de los inocentes que creyeron en que llegaría la alegría. Y esto, a pesar que el mundo nos digan en la cara que vivimos en la parodia del payaso: cubriéndonos de pintura alegre ante el público que nos compra nuestras exportaciones de cobre y dejándola tras las lágrimas de nuestras soledades en el rincón de una carpa que no vibra siquiera en la función de noche.
Nicolás

Anónimo dijo...

Señor Guerrero he lesido lo que me llego y he quedado impresionada , que bien describe a ese Satrapa de Pinochet , el asesino mas grande de nustra hermosa patria , ese quidam esta en infierno y yo jamas podre hacer justicia por mis amados padres cruelmente asesinados el 1-1-1974., he tocado puertas y nada , señor guerrero , le envio un calido abraso desde mi amado puerto Valparaiso.

susana dijo...

El perdon libera.
Se lee odio en los comentarios, no creen que estan al mismo nivel del difunto? en que se pueden diferenciar de el?
No es bien visto eso de celebrar la muerte de alguien.... pido a dios por que le perdone a el sus errores...Recuerden que dios es un dios de amor y de perdon

evelyn Gonzalez dijo...

MM LA VERDAD POR UR EDAD DEDUSCO QUE ESTUDIASTE EN EL GOBIERNO MILITAR!!
SIEMPRE SE SEÑALA QUE LA EDUCACION ERA PESIMA , BUENO AHORA DEBO RECONOCERLO SI GENTE COMO TU HABLA TANTAS INCOHERENCIAS UN PADRE DE FAMILIA QUE SE ALEGRE DE LA MUERTE DE ALGUIEN SEA QUIEN SEA LA VERDAD DEBE TENER PROBLEMAS SERIO O TRANCAS MUY HEAVY!! QUE NECESITAN SER TRATADAS POR UN MEDICO Y NO EN BLOG
AHORA RESPECTO A QUE EL GENERAL TORTURO ASESINO , LA VERDAD SI ESO FUESE VERDAD TE ASEGURO QUE UNA GRAN TROPA DE PERSONAJES INCLUIDO TU NO ESTARIA HABLANDO JAJAJ
AHORA GRACIA A EL TIENES INTERNET Y POR LO QUE VEO UN TITULO!! QUE OBTUVISTE EN UNA UNIVERSIDAD PRIVADA ?
BUENO TALVES SI FUESEMOS UNA CUBA COMO TANTO LES GUSTA TALVES NO PODRIA DECIRTE ESTO PQ NO TENDRIAMOS INTERNET
ADEMAS JJAA CON LA CHAMPAGNE QUE CELEBRARON ES GRACIAS A EL!!!

BUENO LA VERDAD COMO ESTAMOS EN TU DEMOCRACIA PUEDO ESCRIBIRTE ESTO Y TU LO QUE HACES

TB DEBO DEJAR EN CLARO QUE SI PINOCHET NO MERECE HONORES DE ESTADO NINGUNO DE LOS PERMASO DE LA CONCERTACION LO MERECEN TAMPOCO PQ SU CALIDAD EN MATERIA FORMAL DE ELLOS VIENE DE UNA FORMALIDAD EMANDA DE LA INVESTIDURA QUE LE ENTRREGO EL GENERAL A ALWIN Y ASI
SUCESIVAMNTE



BASICO!!!

SALUDOS Y ENSERIO HASTE VER!!

HA ESTA VEZ NOSOTROS DECIMOS NI PERDON NI OLVIDO!!!

Anónimo dijo...

Gracias al Dictador se sucedieron en mi vida adolescente dos hechos fundamentales: fui la primera mujer Presidenta de una Federacion de Estudiantes Universitaria...y debido a ello nunca fui profesional...ahhhh, pero río por la vida, ostento dos hijos maravillosos que a pesar de ser niños aún celebraron radiantes tu partida, que gustan de la política como nada, que piensan distinto de mí... ( mi hija es D.C), que escuchan a Illapu, Quilapayún y Víctor Jara... ahhhh, tienen la Libertad por la que luché y que el General nunca, pero nunca pudo robarme...
Un abrazo de colores...

Anónimo dijo...

Se nos hizo larga la espera del final del tirano, pero al final se cumplió el sabio dicho popular y el mal no duro los 100 años; ahora habrá que ver cómo se nos viene la vida y ojalá sea un augurio de buenos tiempos. Y que los malos momentos que nos tocó vivir algún día terminen siendo sólo recuerdos superados............

saludos Manuel
Félix Madariaga

Iris dijo...

gracias Manuel por el profundo sentido de tus palabras...

Anónimo dijo...

Hola Manuel, como siempre y cada vez que te leo, tus palabras se hacen
materia de todo lo que uno esperaria leer o expresar en palabra, no llegan a
ser un mudo intento x expresarnos... un abrazo fuerte desde Buenos Aires,

de alguien que hubiera querido que los que faltan, estuvieran....
Valeria.

Anónimo dijo...

Impresionante ADIOS a un ASESINO, lacayo y LADRÓN. Te felicito y te admiro, MANUEL GUERRERO. Tu Camarada y Compatriota. Pedro, desde Venezuela.

MORGANA dijo...

Es injusto que en el Día Universal de los Derechos Humanos muera un genocida de la calaña de Pinochet, mucho más que se vaya de este mundo sin haber sido condenado por los crímenes de lesa humanidad y el terror que instaló en Chile y gran parte del cono sur... pero ha muerto y ante esa situación irreversible solo nos queda... FESTEJAR!!! Como escribio un gran poeta:

"vamos a festejarlo
a no volvernos flojos
a no olvidar que éste
es un muerto de mierda".
(Mario Benedetti)

Besos.

Donkan/Mauro dijo...

Uff..me llego tu post a traves de un mail, me era imposible kedar sin opinar siendo bloguero asiduo. Impresionado con tus letras, mucho de tu historia se plasma en ellas y este Adios, a un Dictador Derechista según mi visión, no tengo recuerdo de tanto dolor, si noción de la exhesiva represión, del poder ejercido y control absoluto, espero podamos desde hoy crecer y respetarnos los de alla y de aca, los blancos y negros, aunke siendo un pais chaquetero, doble estandar, lo veo complejo.

Concuerdo contigo en los casi nulos gestos que hizo este Señor tan nombrado en los últimos dias, me imagino que con él tb se va parte de la historia, verdad y justicia que tanto buscan algunos.

Salu2

D/M

Anónimo dijo...

Gracias Manuel y Familia....

La muerte de Pinochet

Por lo menos a mí me confirma
que existen seres humanos valientes, hermosos y orgullosos
que tienen la frente en alto
que van por la vida sin tener que ocultarla
ni menos justificar actos impíos
Que existen los hombres y mujeres de Chile
Que existieron jóvenes, niños, viejos, mujeres, padre, obreros
hombres, campesinos, estudiantes, poetas, cantantes, madres
maestros, actores y muchos más
Que amaron a esta tierra
Que aman
Que son héroes
Que murieron
Que viven

Forjadores de un Chile mejor

y no victimas

En cambio, también existen unos “valientes soldados”

Escondidos detrás de una ley amnistía,
suplicantes de no ser juzgados
irresponsables de sus actos
incapaces de enfrentar su destino, esto es, la Cárcel

Cobardes con discursos altisonantes
justificativos de sus crímenes
pobres de espíritu


Gracias Manuel por tus palabras: “Adiós General”

Consuelo

Anónimo dijo...

Gracias, muchas gracias por compartir conmigo lo que todos sentimos y sufrimos. Pinochet tendrá que pagar en el infierno lo que no pagó en vida. Un abrazo para tí y ojalá que tengamos muchas cosas que compartir. Martita.

Anónimo dijo...

Querido Manuel:
Leí tu adios al general, y como tú, comparto el pesar de que quedaron tantas cosas y aspectos humanos por aclarar, que rabia da. A pesar de todo, nuestros muertos se levantan a través de una voz como la tuya que es incansable, nada quedará en el olvido mientras sean recordados y buscados.
Te saluda con aprecio,
Andrea

Nadiezhda dijo...

Hace un tiempo un gran amigo me envió un texto tuyo con el link de tu blog, te leo de vez en cuando. Será por la historia en común...a mi me dio rabia que se muriera el Dictador, la rabia acumulada de tantos años.
un abrazo.

Manuel Guerrero dijo...

Un abrazo para ti también Nadiezhda, y un abrazo y todo mi cariño para las amigas y amigos que han dejado sus comentarios, especialmente para quienes no han perdido su capacidad de asombro y sensibilidad. En un tiempo turbulento de emociones como el de estos días, así como en los tiempos más comunes en que pareciera que no sucede nada, insistamos en conectar el corazón con la razón, en abrirnos al otro sin temor, frágiles y firmes a la vez, nuevos y con memoria. "Retroproyectémonos", tomemos la herencia como trampolín para abrir tiempos mejores, más justos y más amables.
Un abrazo, muchos abrazos,
Manuel.

Anónimo dijo...

Hola querido Manuel, no nos conocemos, pero si somos amigos y compañeros en este canimo que vamos recorriendo.
Muchas gracias por lo escrito y seguramente por lo que seguiras escribiendo.
Hombres como tu como tu papá y como tantos otros hacen que la vida tenga sentido.
Un abrazo fraternal lleno de Luz y amor
María Elena

Marce Mercado dijo...

Manuel... un nombre con tanta música...

Marce Mercado dijo...

Manuel... un nombre con tanta música

Anónimo dijo...

Estimado Manuel, Gracias por tu Claridad...Gracias por Tu Consecuencia....
"Adios General" lo encontre formidable, me hizo recordar mi juventud, mi Jota..mis sueños...
Me permiti enviarlo a una Amiga francesa, que escribe sobre un escritor Chileno.
http://hector-pinochet.hautetfort.com/
Manuel, sin conocernos, me acompañas en mi caminar, al igual que Tu Padre y tantos otros....
Un Abrazo Fraterno
Victor

Anónimo dijo...

¿Quién juzgará a Pinochet, de manera exacta, justa y firme?
La Consciencia que le daba la Vida, esa por la que sentía existir, esa que la naturaleza ha promovido en un proceso evolutivo que ha tomado millones de años, esa por la que alguna vez lloró o sonrió desde el corazón. Esa es... ella le juzgará y le esta acompañando ahora mismo, solo que ya no desde adentro, lo mira desde afuera, ya no esta con él, en su corazón como cuando estaba vivo, ahora lo ha abandonado, sus acciones la han defraudado y el dictamen es: desterrarlo de sí misma... Y cual títere sin titiritero, a este remedo de ser humano solo le quedan los recuerdos de lo que actuó en vida... y con ellos estará por siempre, perdido en su pequeño reflejo de consciencia, cual pantano que alguna vez fue río, no recordando el fulgor del sol y el cielo, sino el dolor de las miles de almas que su espesura y negrura subyugaron, pero solo se quedará con eso, con su dolor, porque aquellas almas eran nobles y su memoria nunca se perderá, ni para los hombres ni para la Consciencia, y seguirán por siempre creciendo y elevándose... mientras tanto, el pantano en su negrura y hediondez, poco a poco se irá secando, títere sin titiritero se irá pudriendo sobre el suelo, remedo de ser humano desintegrándose por propia intención de maldad... hasta no quedar nada, como si jamás hubiera existido... ¿quién recordará a el vacío que provoca que a un vaso medio lleno, lo llamen medio vacío?
Al final de los tiempos... los vasos medio llenos se habrán llenado, desparramándose en multitud de alegrías, colores... y Verdad.

Ignacio Simal dijo...

Llegué a tu blog. Leí tus diferentes escritos y llegué a "Adios General"...

Gracias... me anima a seguir en la lucha por un mundo mejor... sin generales redentores de la patria.

Saludos desde España,

Ignacio Simal

Joe el Misterioso dijo...

Digan lo que digan los eternos defensores de este viejo puto, la Historia Universal ya lo juzgo y reconocio culpable, por traidor, cobarde, asesino y ladron.

Saludos desde Francia..!

Anónimo dijo...

Manuel:
Yo estoy en la otra vereda.Y me siento tranquila de lo que MI QUERIDO GENERAL NOS SALVO, pero es todo, mi esposo fallecio por culpa de los tristemente famosos upelintos era oficial de ejercito, uno de tus adorados compañeros lo asesino. Es cierto mi pena sigue siendo inmensa pero sin, rencor y sin necesidad de tener un blog para seguir eternamente lleno de odio,y llenando al resto del mismo, dedicate a vivir tranquilo Manuel, intenta canalizar tu odio por buen camino no sigas esparramando odio, de ese manera tu tambien iras al infierno y mas encima quizas hasta te encuentres con mi general ¿quien puede saber? ¿o no? .Esa es nuestra gran diferencia ¿eres feliz escribiendo con tanto rencor ? entonces sigue haciendolo, todos tenemos derecho a ser felices de cualquier forma.
Con cariño recibe un saludo.

M. Elisa

Anónimo dijo...

gracias por tu comentario,tiene mucho sentido y logica los que nunca hicieron nada fueron eliminados por la dictadura...pero tambien es cierto que gracias a dios y a my general viven hoy en el chile que viven malagradecidos,el cancer recuerden si no es eliminado de raiz,vuelve a ramificarse como la plaga que es la izquierda extrema,que solo causa penurias .gracias my general somos demaciados que sentimos tu partida gracias my general por hacer de Chile lo que es ahora gracias por tu existencia a dios y a ti por exsistir VIVA PINOCHET Y DIOS LO TENGA EN SU GLORIA!!! por que los otros ,bueno imaginence donde estan :P

Anónimo dijo...

Viejo de mierda, que se muera su legado.
Los invito a reflexionar sobre Pinochet con este video.
http://www.youtube.com/watch?v=Z7-dq1xgc8c