03 abril 2006

La vida le ganó al exterminio

Entrevista en Las Ultimas Noticias, 2 de abril 2006
http://www.lun.com/modulos/catalogo/paginas/2006/04/02/LCTP02RE0204.htm

cariños,
Manuel.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido y recordado Manuel

Espero que no tenga que recordarte quien soy,
despues de haber leido el remitente... si es asi,
soy tu compañero de curso Victor, del Isuch,
recuerdas?
Desde hace algún tiempo he tenido el privilegio
de seguir algunos de tus escritos que me han
llegado por mail, de distintas fuentes: ex
compañeros del isuch como la sandra marchant o el
gaston zamorano, y otros de otros lados:
psicologos, educadores, etc.
He visto tus ultimas apariciones en la tele. He
recordado cuando queriamos formar un grupo con el
Mario Zeballos y nos juntabamos en su casa o la
tuya, en Av. Grecia a tocar ese tema del grupo
Sky, recuerdas? o cuando, en una fiesta en tu
casa, juntabamos unos cables electricos que
estaban junto a tu cama y haciamos sonar el
timbre durante una fiesta... Tengo buena
memoria para algunas cosas, y del tiempo juntos
tengo hemosos recuerdos.
Hoy, 21 años despues de que te cambiaste del
isuch al Latino, para estar con tu padre, tambien
te he recordado. He recordado ese horrible
noticiero de Canal 7, recuerdo que les decía a
mis padres, que ese era tu padre, el papá de mi
amigo del curso. Recuerdo perfectamente que 5
minutos despues me llamó la Tania, para decirme,
espantada "viste las noticias??!!! viste lo que
han hecho??!! ".
Yo no tenía el compromiso politico que tú tenías
a esa edad, pero recuerdo que quería verte y
acompañarte en ese minuto. Mis padres no me
dejaron ir a la Catedral de Santiago, a los
funerales de tu padre, por razones obvias: la
seguridad, pero abes? sí me dejaron asistir a los
funerales de Eduardo y Rafael Vergara Toledo, que
eran velados a 5 cuadras de mi casa, en la
parroquia Jesus Obrero, donde esta el hogar de
Cristo. Recuerdo esa multitud, y los pacos
vigilando de cerca, recuerdo que, una vez en mi
casa, debí tirarme al suelo en un pasillo del
patio, mientras sobre mi cabeza, entraba el
chorro de agua del Guanaco, afuera de la casa.
Recuerdo que al dia siguiente, en el isuch se
comentaba el horrible crimen que tocaba a uno de
los nuestros (luego, en 1987 un paco le
dispararía desde 2 metros y por la espalda a la
pianista Maria Paz Santibañez, la Pachi, afuera
del Municipal. Ese dia, lunes, todos queriamos
estar contigo y acompañarte. Muchos (casi todos)
firmaron una carta acompañandote a tí y a tu
madre, la señora Verónica Antequera y tu
hermanita America. Recuerdo que llebamos esa
carta Mario y yo. No conocias a la mayoria de
los firmantes, pero ahi estaban, tus compañeros
desconocidos del isuch. Recuerdo cada momento
que estuvimos esa tarde contigo. No se me han
borrado; estabas acompañado de 2 amigas del
Latino. Podría seguir...
Me decidí a escribirte, venciendo el valor al
desconocimiento que trae el tiempo. Casi he
llorado 2 veces escribiendo este mail, y ya lloré
cuando lei el anterior.
Querido Manuel. Desde aqui quiero decirte que tu
Padre ha sido motivo de orgullo de muchos
chilenos y chilenas. Que se me infla el pecho
cada vez que digo que fuimos compañeros de curso,
y que el tiempo no ha borrado los momentos
compartidos.
Te escribí esto porque lo sentí. Desde mucho
tiempo quería decirlo y he aprendido que nunca es
tarde para hacer algo y que nadie lo hará por mí.
Un abrazo fuerte y apretado, mi respeto y mi
admiración.

Victor

Anónimo dijo...

Tú tampoco estás solo, Manuel o Manolito. Habemos quienes no olvidamos, no perdonamos y no transamos. Tampoco renunciamos a la justicia para todos los caídos, que tampoco están olvidados.

Estaba ahí, en la Universidad de Chile, en una "toma" contra los rectores delegados cuando supimos lo de tu padre y sus dos compañeros. Desde ése día, mis rayados y panfleteos, mis murales, mis caminatas, siempre son inspiradas por tu padre y otros cientos que cayeron cuando lo único que pedían era una vida más digna que la que entonces y hoy tenemos.

Supongo que este breve mensaje no reconfortará tu pena, pero me sentí en la necesidad de hacerte saber que no estás solo, que tu padre vive en mi memoria, que deseo y ruego que se haga toda la Justicia y no sólo a la "medida de lo posible", que nada ni nadie, en definitiva, está olvidado.

Héctor

Anónimo dijo...

Manuel,

Yo también te mando un beso, el beso que no pude darle a mi hermano Leonardo. Comparto contigo esa mezcla de dolor y alegría de haber tenido cerca a personas con un corazón al lado que corresponde, que son un ejemplo para nosotros y un estímulo para seguir luchando.

Se puede o no estar de acuerdo con los gobiernos de la Concertación, pero nadie puede negar que en el plano de los derechos humanos, es primera vez que un presidente post dictadura llama las cosas por su nombre y se pone del lado que corresponde. No sé si Bachelet podrá hacer un mejor gobierno, en el plano de las igualdades sociales -tan ausentes en nuestro país-, pero sí sé que no ha escatimado esfuerzos para darle el lugar que le corresponde a nuestra memoria histórica. Aylwin, hablaba de "justicia en la medida de lo posible"; Frei, jamás accedió a darle una audiencia a las agrupaciones de familiares; Lagos, a pocos días del fin de su mandato, beneficia con la amnistía a uno de los asesinos del sindicalista Tucapel Jiménez. Michelle Bachelet, no sólo participa de ceremonias de reivindicación, sino que además se manifiesta abiertamente sobre el tema.

Sólo la justicia y la verdad nos hará libres!!

Anónimo dijo...

Komparé, (a la chilena!) te escribo para saludarte y transmitirte mucha energia por el trabajo que has echo,en nombre de esos compañeros asesinados entre ellos tu padre, por los suches de perrochet! yo estaba en chile a la epoca y sufri mucho como con el ,caso quemados la chica Quintana y Rodrigo, maxima expresion de maldad, parte de nuestro pueblo que porta ese lado fascista, fomentado por esa oligarquia de medio pelo que se vende al mejor postor, por eso hay que educarlo,cultivarlo, forzarlo a la reflexion, me lo permito como una forma de apoyo a tu persona por todo el dolor que han cargado, transmite un abrazo a los hijos y esposas de nuestros heroes, harto animo ñeque y buenas energias, si un dia pasas por aca, igual te damos una mano!!!

Roberto dijo...

Un abrazo Manuel, lleno de respeto.

Loruka dijo...

Quise visitar tu blog tras leer el The Clinic de ayer y pensé en ecribir tantas cosas, pero leí la entrevista y me quedé sin palabras.

Desde la distancia y quizás la ignorancia más profunda, sólo quisiera darte las gracias a ti, tu familia, los Parada y los Nattino. Por mantener la esperanza viva y por recordar sin querer exterminar.

Gracias

Anónimo dijo...

Manuel: simplemente un abrazo, desde el cariño profundo que sentí por tí y América desde esos días en que estuve muy cerca de ustedes mezclado entre tantos amigos y compañeros que despedíamos a tu padre, a José Manuel y a Santiago. No dejo de acudir a su recuerdo y al de otros caídos cuando se hace tan difícil vivir en esta tan imperfecta democracia.
Sergio Peñafiel

Montserrat Nicolas dijo...

Manuuuuuel,
Te tengo algo en el blog.
:) De a poco.